lunes, 31 de diciembre de 2012

MI CARTA DE RENUNCIA.


El 13 de noviembre mi amiga María Cecilia Arango  preguntó en Facebook que haríamos si tuviéramos todo el dinero del mundo, me quedé pensando en lo que respondería y llegué a la conclusión que ya he hecho con mi vida lo que haría si tuviera todo el dinero del mundo, lo cual me hace inmensamente rica, quizá sólo viajaría más de lo que lo hago ahora con más dinero, aunque estoy convencida que aún sin dinero podría viajar, yo misma lo he hecho, y mi amiga Claudia Lema también ha dado pruebas de autosostenibilidad viajando a varios países sin mucho presupuesto.

La conclusión a la que llegué es que no me estoy perdiendo de mucho por no tener todo el dinero del mundo. Pues hay algo que poseo y sin lo cual el dinero por si solo no puede hacer gran cosa y es la capacidad de adaptarme a las diferentes situaciones y entornos sin sufrir y sacando el mejor provecho de todo, por adverso que luzca.

Me dio mucho gusto que mi amiga me diera pie a esta reflexión justo cuando yo empezaba a evaluar mi año 2012, que para muchos (por lo que he escuchado) no ha sido un buen año, curiosamente para mi ha sido uno de los años más luminosos de mi vida.

Este año me dejó dos grandes personas en mi vida, una de ellas es mi amiga Berta a quien conozco hace muchos años pero que este año tuvimos la oportunidad de acercarnos más y de consolidar una amistad muy hermosa, cargada de complicidad, pero de respeto y de un amor sin expectativas que la ha  constituido en una de las personas más importantes de mi vida en este momento. La otra persona es mi amigo Peter Moreno a quien conocí este año a través de Facebook (esa red social maravillosa para mi gusto en particular) y que poco después tuve la oportunidad de conocer físicamente para verificar que lo nuestro es un reencuentro, que somos almas mellizas que hemos viajado por otras encarnaciones. Peter es un maestro vestido de caja de sorpresas, un mago que ha llenado mi vida de imprevistos maravillosos y de felices coincidencias que me han permitido ver el rompecabezas completo de mi vida, porque aunque hayan muchas piezas faltantes, saber cuales son, ya hace más fácil las cosas. Considero que encontrar a Peter en mi vida ha sido la manera directa como el universo me ha expresado el infinito amor que me tiene.

Mi amiga Berta Fowler 


Este año también ha sido de experiencias nuevas, hice mi primer crucero por el caribe, regalo de mi hija de día de madres. Disfruté intensamente de mis nietos como si fueran un trozo de cielo en la tierra. Obtuve una mención de honor en el concurso de poesía “Grito de mujer” que realizó la asociación internacional de poetas y escritores hispanos. Me gané el premio a la mejor poetisa otorgado por la NPE Awards  por segundo año consecutivo, y el de la mejor caracterización por encarnar a Frida Kahlo. Jaume Carrera un lector de mi blog me envió flores desde España, que despertó sospechas en la gente que aún pacta con el temor y la desconfianza y que a mí me halagó, me trajo mucha dicha y engrosó mi lista de amigos internacionales. Me hice ciudadana y vi a mi hija también convertirse en ciudadana, y para cerrar el año con broche de oro publiqué mi libro “Dios usa pantalones de jeans”.

Los episodios de mi vida que no fueron físicamente luminosos fueron pocos y tuvieron posiblemente más luz de la que aparentemente carecían, porque son los aspectos que me brindan la oportunidad de iluminar aquellas partes de mi vida a las que sólo yo tengo acceso y donde solo yo tengo el poder de iluminar o de dejar en la absoluta oscuridad.

Este año tampoco tendré lista de propósitos, voy a dejarme sorprender por el 2013 tal y como lo hice con el 2012, sólo tengo una gran meta que demanda más fuego interior que exterior, y que reflejé en una carta de renuncia que escribí y que planeo quemar hoy a la media noche para que mis deseos sean elevados al cosmos y me sean devueltos hechos realidad, comparto mi carta de renuncia.

 Hallandale Beach FL diciembre 28 de 2012.

Señor: UNIVERSO
Atención: DIOS.
Copia: Año 2013

Mediante la presente renuncio irrevocablemente a mi cargo de controladora y sus respectivas funciones: desear que los demás se comporten de acuerdo a como mi ego demanda, hacer sentir culpable a los demás porque no llenan mis expectativas, hacer lo posible porque los demás cambien y ofrecerles ayuda para que cambien “por su bien” sin que se me haya pedido ayuda.
Sé que he sido la mejor empleada al respecto y que he cumplido con mi cargo a la perfección, pero debo renunciar porque lamentablemente este cargo no está siendo funcional ni para mí ni para mis compañeros de trabajo, y lo que lo hace peor no es en absoluto productivo.
Adjunto copia al año 2013 para que sus días me recuerden que ya no trabajo más en este departamento y entrego el original al fuego de mi más ferviente deseo de no volverme a emplear nunca más en este cargo.
Firmado a los 28 días del mes de diciembre del año 2012 en Hallandale Beach Florida, Estados Unidos de Norteamérica. 
  Luz Dary Jiménez Monsalve

Con mi amigo Peter Moreno

1 comentario:

Solar dijo...

Felicitaciones por tu renuncia! pero especialmente por tus ogros y que sean permanentes... porque ya no necesitamos más lucha. Eso si, que seamos capaces de sentir el mismo amor y gratitud por estos eventos maravillosos sin que un día pierdan su encanto y ya los veamos taaan comunes, autosaboteandonos su valor.
En mi caso, puedo ecir que el año 2012 fue grandiosos... a excepción de que no llego un "peter"... Abrazos inmensos...
Patricia