Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

ACTIVIDAD PARANORMAL

Imagen
Nunca he creído en las apariciones de los muertos, ni en espíritus rondando entre los vivos, me gustaba escuchar este tipo de historias como parte cultural y folclórica de algunos pueblos, he sido escéptica, con una mira más bien científica al respecto. Pero en este punto de los acontecimientos que han ocurrido en mi vida en las últimas dos semanas ya no tengo más remedio que creer, como dicen por ahí ver para creer. Tampoco llegué a imaginar que de ser ciertas esas historias yo fuera a vivirlas, más aún que algún día le temería tanto al espíritu de mi madre como de hecho me está pasando. Desde que ella murió nos han llegado historias de diferentes personas que cuentan que ella ha tratado de comunicarse con ellas. Lo primero que pasó fue la llegada de las fotos que alguien tomó durante el funeral, en  algunas de ellas se vislumbra claramente una luz blanca, en el video también se ve la misma luz blanca moviéndose entre las personas. Al principio escuché esas historias como parte de la …

LA DANZA DE LOS BUITRES

Imagen
Siempre pensé que un velorio era un espacio en el cual uno despedía a su ser querido en compañía de familiares y amigos, en un ambiente triste pero pacífico, y de hecho las primeras horas así fueron, amigos por los que nunca imaginé estar acompañada emergieron de la nada contribuyendo con su presencia a unos momentos terapéuticos que me contactaban de nuevo con la vida cuando lo único que podía ver era muerte. Mis amigos de colegio a quienes no veía en casi treinta años se movilizaron con una rapidez asombrosa y estuvieron acompañándome. cuando empezaba a pensar que entre los amigos y la familia ese momento se haría mas llevadero empezaron a aparecer  aquellos que viven de la muerte y que tienen la facultad de sustraerse del dolor que produce el desapego forzoso al que nos vemos sometidos mediante la muerte. Nunca supe como se las arreglaron para conseguir los números telefónicos de las personas cercanas a mi, a falta de celular propio, para contactarme y ofrecer los diferentes servic…

SOMOS POLVO DE ESTRELLAS

Imagen
Hace ocho días pasé el último de sus días en este plano al lado de mi madre, no fue una estancia como la hubiera querido,  porque fue llena de mucho dolor físico y emocional, ella trató de mantenerse fuerte hasta el último momento, pero no tuvo mucho éxito en las últimas horas. A mí no me pasó distinto, también al igual que ella traté de estar tranquila, lo único que conseguí fue que ella no me viera descompuesta,  parecíamos en una competencia de fortalezas humanas, la una protegiendo a la otra de que no se enterara de como estaban de graves las cosas. Recuerdo a mi madre siempre orando por larga vida para poder cuidar de mi, ser hija única la hacia sentir que debía protegerme más, y creo que ochenta y cinco años puede considerarse una larga vida. En los últimos años y debido a que su salud se había quebrantado, siempre pensé que estaba lista para este momento, nada mas alejado de la realidad, la muerte  de mi madre me ha dejado frente a un precipicio emocional que ni siquiera sé descr…

FUEGO EN EL ALMA

Imagen
Hace dos años cuando mi madre tuvo un accidente en casa quedó en muy mal estado de salud y no podía valerse por si misma, tuve que contratar una enfermera para que cuidara de ella los meses de recuperación. Mi madre que nunca ha sido una mujer fácil, tiene sus desatinos que se hacen cada vez mayores con el paso del tiempo, y las fricciones entre la enfermera y mi madre no se hicieron esperar, las dos parecían niñas pequeñas poniéndome quejas la una de la otra. Aunque no justificaba las acciones de mi madre, si me sorprendía la falta de destreza y madurez emocional de la enfermera que por la más minima cosa que le decía mi madre se ponía a llorar. Así fue como antes de los dos meses de estar trabajando, una tarde dejó su trabajo tirado y nunca regresó a trabajar, ni siquiera porque estaba siendo muy bien paga y ella necesitaba el dinero, o al menos era lo que decía.

Amelia la empleada que estaba contratada para la limpieza de la casa y para cocinar asumió parte de las responsabilidades…

LA CENICIENTA DESCALZA

Imagen
Apareció mi ex novio, después de veintisiete años de no vernos, por obra y gracia de Facebook, vino para reclamarme porque lo abandoné sin decir una sola palabra en el mejor momento de la relación y cuando él me consideraba su novia, como no le he podido responder le debo este artículo a él; y me lo debo a mi misma porque ha sido toda una experiencia de aprendizaje.

En aquella época él era una especie de príncipe azul, el hombre prometedor, comúnmente llamado buen partido para el cual hemos sido entrenadas las mujeres desde que nacemos; y yo sólo era una niña de familia pobre que apenas si sobreviviamos con el sueldo de profesora de mi madre. Al menos así era como yo veía el panorama en aquel entonces. El era un montón de estratos sociales más altos que yo; y yo había almacenado muy bien aquella información de que los pobres no se mezclan con los que no lo son, había escuchado a mis tías decir muchas veces que la historia de la cenicienta sólo había pasado una vez, cuando le pasó a el…

EL SACERDOTE Y LA CORISTA

Imagen
Después del fallecimiento de mi padre, sentí la imperiosa necesidad de retomar los ritos católicos en los que fui educada y que han sido hasta ahora los que más me gustan, y los cuales reafirmé cuando tomé clases de simbología teológica. Esta vez busqué una ceremonia en inglés, pensando que mis no gratas experiencias del pasado podrían estar relacionadas con el aspecto cultural de los pueblos de mi país, y buscando así un escenario distinto para reencontrarme con mis creencias. La corista de la iglesia a la que asistí me cautivó con su voz, cuando cantó el salmo responsorial, lo hizo con música celta, una emoción de proporciones enormes recorrió mi cuerpo y muchas lágrimas apuraron en mi rostro, sin que tuviera una idea exacta de la procedencia de las mismas, lo que si sé es que por su componente químico eran lágrimas de alegría. Después el sacerdote me cautivó con su sermón, y quedé enganchada.

Para mi sorpresa el siguiente domingo me sorprendí a mi misma no sólo esperando el horari…

MUJERES BRUJAS Y DIOSAS.

Imagen
Cuando mi amiga Marisol Correa sale al escenario, siempre hace gala de esa fuerza femenina de la que ella es poseedora, generalmente escenifica el alma salvaje de mujeres que se atreven a hablar de lo que nadie dice. Sus monólogos son crudos y fuertes, con una exquisita dosis de humor que ella consigue integrar sin hacerle perder seriedad al tema, sus monólogos son ante todo un grito que las mujeres hacemos cuando hemos abandonado nuestra fuerza y nuestro coraje interior en algún cajón de esos que abrimos poco, en aras de seguir manteniendo matrimonios infelices y relaciones disfuncionales. Cuando escucho los monólogos de Marisol no se si reírme o llorar, ella hace que uno se identifique con el personaje, porque siempre sus temas son tan bien seleccionados que en un sólo monólogo hay muchos sinsabores femeninos y todas hemos estado alguna vez en el lugar de esa mujer que grita desde las fauces de Marisol.


Aunque ella no es una feminista consumada, parece estar destinada a ser la voz d…