Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

EL PODER DEL AGRADECIMIENTO

Imagen
Agradecer cuando todo está bien, es muy fácil, hacerlo cuando uno atraviesa una  larga y oscura  noche del alma no lo es. Por eso este año la práctica a la que le puse más disciplina y empeño fue al agradecimiento. Los escritores que la promueven, en su mayoría prometen que el agradecimiento trae abundancia, aunque muchos no son claros en este concepto de abundancia, y otros quieren vender la idea que el agradecimiento trae como consecuencia mucho dinero.

Yo no conseguí dinero como prometen los nuevos educadores que se hacen llamar "coaching" pero si conseguí mucha abundancia, representada en muchos intangibles de esos que la sociedad no nos enseña a valorar porque la reverencia por el dinero no se los permite.

Este año seguí mi cuaderno de agradecimiento en el que escribía las cosas por agradecer durante el día, y también inicié mis días agradeciendo mientras preparaba el desayuno, la lista generalmente se extendía tanto que debía dejar agradecimientos para el día siguiente…

EL AMIGO VIRTUAL

Imagen
Cuando se acerca el final de un año, es inevitable revisar como han salido las cosas y como hemos invertido nuestro tiempo. Yo solo tengo que releer mis artículos quienes me dan una idea de como decidí escribir cada página en blanco que la vida me ha regalado y me sigue regalando.

Hay una persona que brilló durante este año en estas páginas de mi vida, es un lector al que no conozco físicamente, pero de cuya alma me siento muy cerca. Él ha tocado mi vida de una manera espectacular este año. Cuando mi nieta nació fue la persona que se encargó de gestionar con la complicidad de su madre a quien tampoco conocía, que mi madre recibiera la foto de la pequeña Samantha cuanto antes. Quizá ellos no sepan lo importante que fue eso para mi madre, para mi hija y por supuesto para mí. Felipe Lora que así se llama mi lector ha conquistado mi agradecimiento infinito no sólo con ese acto, sino con su lealtad y esa generosidad ilimitada que el derrocha mediante sus comentarios. Felipe no ha dejado de…

ESPEJOS ROTOS

Imagen
Tengo un espejo en casa que me refleja muy bien, me gusto mucho a mi misma cuando me miro en ese espejo, todo me va bien y el maquillaje apenas si se hace necesario, sólo que cuando llego a otra casa y me miro en otro espejo me veo fatal! Entonces me doy cuenta que lo que pasa es que mi espejo no tiene muy buena luz, que otros espejos tienen más luz que el mío. Es lo mismo que nos pasa con las relaciones interpersonales, algunas que tienen mucha luz nos devuelven una imagen demasiado magnificada de nosotros mismos que nos dejan al descubierto nuestras mas mínimas imperfecciones, por supuesto es más simple romper el espejo, o alejarnos de él (romper la relación o alejarnos de esa persona) que quedarnos cual masoquistas (en el buen sentido de la palabra) emocionales y evolutivos observando detenidamente que zonas nuestras son las que necesitan estar más iluminadas.

Y es que ahora que espero el nuevo año he estado muy atenta a los ciclos que se están cerrando en mi vida, de los que uno …

LISTA DE REGALOS

Imagen
Estaba escuchando un programa de radio donde daban consejos acerca de que regalar en estas épocas de navidad. Me llamó la atención que en la lista de regalos para mujeres no encontré nada que yo quisiera recibir. Soy un hombre pensé! Pero en la lista de regalos para hombres tampoco había nada que yo deseara recibir.

Escribí entonces mi carta a Santa en inglés para que no se prestara a confusión, pues desde el incidente con Dame Edna en el 2003 comprendí que difícilmente Santa se molestará en aprender español.

Haciendo mi lista de regalos deseados, comprendí que lo tengo todo, en la medida en que cada vez deseo menos cosas, o las que deseo son más abstractas. Pienso que en algún momento nos arrebataron el placer de la espera, la postergación de la recompensa, la capacidad de asombro frente a un objeto simple por largo tiempo deseado, de esos que nuestros padres conservaban en una lista de regalos para ocasiones especiales. Todavía tengo frescas en mi memoria las imágenes de objetos sin…

PIDE Y SE TE DARÁ

Imagen
La familia de mi esposo, siempre procura realizar actividades que mantengan unida la familia, no sólo en navidad, sino también durante todo el año. Como miembro que soy ahora de esta familia, estoy incluida en todos sus eventos, y este año en particular he visto la evolución que hemos tenido como grupo familiar. Hubo épocas en las que las diferencias de filosofías de vida y de creencias religiosas amenazaron con separarnos, épocas en las que no nos sentíamos confortables con esas diferencias y nos sentimos tentados a imponer cada uno nuestras creencias a los demás; y tratar de uniformarnos para no tener que lidiar con nuestra diversidad.

Este año me agradó positivamente ver como cada uno hemos cedido y hemos abrazado nuestras diferencias. Eso ha sido notorio más en esta época en la que los rituales religiosos de algunos son predominantes, y los que no comparten esas creencias nos han acompañado demostrándonos que en su manera de vivir la vida y de creer en otro poder superior también …

AGUJITAS ENERGÉTICAS.

Imagen
Querido Diario:

Sin importar que tantos rostros diferentes hayan en una misma sala, yo sé bien quien es mi madre, mi padre y mi abuela, ah también a mi abuelo lo reconozco. Hay personas que me hacen cosquillas y otras que me punzan como agujitas, nadie puede explicarse porqué, pero así es. He sabido que a la gente adulta también le pasa, mi abuela Luz dice que es química energética, y estoy por pensar que así es, porque hay unas señoras que me quieren cargar y a mi se me quiere salir mi tercer ojo de su sitio con solo sentir su cercanía, toda mi seguridad energética se siente amenazada y como lo único que sé hacer es llorar, porque aún no aprendo a hablar, pues empiezo a llorar.

Lo peor si es que esas personas agujitas, están tan desconectadas de su fuente que no captan que cuando lloro les estoy dando la oportunidad de revisar que parte de su entorno energético no está vibrando en alta frecuencia, y entonces se empeñan en tocarme, en levantarme, en hablarme cerca y como yo prácticame…

EL GUARDIÁN DE LA BAHÍA

Imagen
Durante una de mis caminatas por la playa, la punta de mi dedo grande del pie derecho tocó levemente una medusa, de inmediato me lavé el dedo, más por la impresión que me causa la textura gelatinosa de esta criatura que porque temiera sufrir algún ataque. Cinco minutos más tarde una hinchazón se propagó por todo mi cuerpo y mi piel se desfiguró a manos de unas ronchas verdes que simulaban la piel de un cocodrilo, diez minutos más tarde alcancé la única caseta de guardacostas de Golden Beach y perdí el conocimiento, cuando lo recuperé era presa de un ataque respiratorio severo y los paramédicos no pudieron encontrar mi presión sanguínea, por lo que decidieron llevarme al hospital más cercano. Durante el viaje al hospital me vi enfrentada a la certeza de que iba a morir, perdí la visión intermitentemente durante todo el viaje, tenía mucho vomito y mi cuerpo temblaba sin descanso, mientras yo sentía como mi vida circulaba en una extraña orbita, que se alejaba y regresaba. Tenía tantos sí…

EL TERCER GÉNERO.

Imagen
El otro día mientras estaba conectada en facebook se abrió de repente una ventana de chat, era un hombre (desconocido como muchos de mis contactos) quien luego de un corto saludo me preguntó que opinaba de los transexuales, cuando le respondí que nada, pareció sorprendido y me pidió una explicación, le dije entonces que era la misma respuesta que le daría si me preguntaba que pensaba de los heterosexuales, que no tenía ninguna opinión en especial de las personas por su orientación sexual , sus preferencias o por su apariencia física, entonces me dijo que tenía un conflicto porque se había acostado con un transexual y quería saber mi opinión, le dije que si a él le apetecía hacerlo con un transexual eso era lo único que le debía importar, no la opinión de una desconocida.

Pero me quedé pensando en él y en lo que podría estar pasando por su mente en ese momento, y en porque la gente me hace preguntas como esas en facebook.

También me quedé pensando en el transexual que se acostó con el …

LAS PRE- PRE.

Imagen
Sentada en la sala de espera del aeropuerto de la ciudad de Palmira en Colombia y enfrascada en la lectura de un libro, fui interrumpida por el insistente movimiento de una mujer en la silla del lado a quien percibía visiblemente nerviosa, cerré mi libro para mirarla, y ahí estaba ella, sentada en aproximadamente 400 cc de prótesis de nalga, cargando unos 350 cc de senos y con sus labios carnosos hijos adoptivos de algún bisturí. Sentí envidia, si, envidia porque mientras yo debo ir al gimnasio seis días a la semana para poder levantar peso con la nalga y los brazos, esta mujer ya tenía el peso incorporado y eso en términos de practicidad tiene un valor incalculable para mí, pues serían dos horas diarias que puedo usar para escribir en vez de ir al gimnasio.

Una a una las mujeres que se le acercaban al personaje de la historia, se retiraban rápidamente como si ella estuviera en una especie de cuarentena, empecé a sentirme nerviosa pensando que a lo mejor estaba sindicada de algún del…

EL ÁRBOL DE NAVIDAD.

Imagen
Hace dos años mi esposo y yo queríamos traer a casa un árbol de navidad más grande, pensamos que después de varios años usando el mismo árbol pequeño era hora de invertir en uno grande. A la hora de asignar el presupuesto pesaron otras inversiones que nos impidieron darnos el lujo de vestir un árbol grande, pero una de las cosas que más disfruto de la convivencia con mi esposo, es la tolerancia que él tiene frente a la frustración, como consigue transformarla en conocimiento; y como me enseña cada vez como hacerlo.

Decidimos por unanimidad desistir de esta inversión y vestir el árbol de navidad grande dentro de nosotros, de esta manera nos hemos vestido con más tolerancia por el entorno y por las personas que nos rodean.

Y creo que finalmente, no hemos traído un árbol nuevo a casa, porque en el fondo nos gusta más ese árbol que decidimos vestir hace dos años. Cuando he tenido el presupuesto en mis manos para ese árbol, evoco nuestro compromiso y la manera paciente como ambos lo retoma…

NIÑOS DE LA CALLE

Imagen
Cada 15 segundos muere un niño por enfermedades relacionadas con la falta de agua, mientras alguien deja el grifo abierto y las grandes ciudades se engalanan con fuentes de agua. Los niños norteamericanos no saben que hacer con tanta ropa y tantos juguetes, mientras los de países en vía de desarrollo se las ven duras para vestirse y apenas si conocen algún juguete.

Este es el planeta en el que elegimos nacer, cargado de diversidad, la abundancia de unos es la carencia de otros, los niños de la calle posiblemente tienen más contacto físico con otro ser humano del que un niño rico promedio pueda disfrutar, por razones de seguridad o por abandono emocional.

Algunos niños son indigentes de la calle y otros son indigentes afectivos, los que tienen hambre la pueden saciar pidiendo comida, los que padecen hambre afectiva carecen del valor para pedir afecto, aunque ambos viven cubiertos por las mismas sombras de soledad.
Todo es perfecto, incluso un niño en la calle, tenemos un libre albedrío…

EL DESTIERRO.

Imagen
En el año sesenta y nueve mi padre fue detenido por las autoridades, mi madre que era profesora en Vegachí, una población del departamento antioqueño, fue destituida de su profesión por petición de los padres de familia, que no la consideraban digna de educar a sus hijos siendo la esposa de un presidiario. Mi madre apeló con un abogado por la restitución de su empleo, y luego de haber ganado el caso le notificaron que sería reintegrada a su trabajo pero en una lejana población si quería recuperar su empleo.

El salto de Guadalupe, población donde queda una de las centrales hidroeléctricas de las empresas públicas de Medellín, era el sitio al que sería enviada mi madre y que para todos constituía una suerte de castigo o de destierro. Sin otra alternativa a la mano para mantenerse y mantenerme, mi madre aceptó, vendió todo el patrimonio familiar que habían adquirido durante el matrimonio y emigramos al Salto de Guadalupe. Donde lo que nos encontramos fue una especie de paraíso anclado e…

LA SEGURIDAD: ESA SOMBRA QUE JAMÁS NOS PROTEGE.

Imagen
Ella está pisando los noventa años, nunca se casó, tampoco tuvo hijos, le sobrevive solamente una hilera de sobrinos que en su gran mayoría no se acuerdan de ella, nunca fue amigable, ni conquistó el amor profundo de alguien en la vida, trabajó toda su vida y el ahorro fue el único dios que ella reconoció, venerándolo más que a su propio cuerpo.

Aguantó hambre y soportó enfermedades sin tratamiento expuesta a la caridad del mundo en aras de conservar intactos sus ahorros, siempre negando que tuviera un peso en el bolsillo conseguía la caridad de su familia, de sus vecinos y de la gente de su pueblo.

Todos sabíamos que ella tenía sus ahorros, pero decidimos ignorar ese detalle y ayudarla, pensamos que le hacíamos un bien con ello, ahora no puedo estar segura si le hicimos un bien, o si nos hicimos un mal a nosotros mismos.

Envejeció protegida por la caridad social y cuando ya no pudo más cuidar de ella misma la internaron en un ancianato, donde las monjas dejaron de proveerle los alim…

TE AMO MÁS QUE A MI MISMO

Imagen
Durante un almuerzo al que fuí invitada por una pareja, tuvimos una alegre y animada conversación que jamás fue interrumpida por timbre de celular alguno, lo cual en estos tiempos es considerado más que un milagro, un regalo, cuando estábamos comiendo el postre, el aparato que había estado en el anonimato durante un poco más de una hora timbró y la mujer respondió, mientras su esposo seguía conversando animadamente conmigo sin perder la concentración en el tema, cuando ella terminó la llamada, su esposo le recordó que debería pagar la cuenta de acuerdo con el trato que tenían establecido que durante las comidas quien responde el teléfono paga la cuenta.

Me pareció una manera creativa de rescatar la calidad de tiempo que compartimos con los demás, y es que el teléfono está siendo utilizado para ignorar a los otros, lo más curioso es que quienes más demandan atención son quienes menos la brindan; ya que estar accesible todo el tiempo es de alguna manera una forma de pedir atención, no o…