Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

CRIMEN DE PASIÓN

Imagen
Esta Semana estaba haciendo un recuento de las veces que me han estrellado en el auto y me di cuenta que siempre han sido otros quienes me han golpeado bien sea por detrás o por los lados, pero lo más curioso es que salvo una sola vez, siempre mi carro ha salido ileso mientras que el auto de los que me golpean queda bastante dañado. Esto me hizo pensar en que sucede lo mismo cuando lastimamos a alguien, generalmente quien queda más lastimado es uno. Personalmente no me apena reconocer que cuando he lastimado a alguien hiriéndolo con mis palabras o con alguna de mis conductas, esa herida la cargo más tiempo yo que el otro, a menudo lo que hice me persigue varios días y cuando me disculpo me sorprende saber que la otra persona no solo no está molesta conmigo, sino que había olvidado lo sucedido, mientras yo cargué con la culpa y el dolor que supuse era del otro todo ese tiempo.

Por eso también sé que sucede lo mismo con los asesinos, que ellos se suicidan emocionalmente después de quita…

EN LA OTRA VIDA.

Imagen
El fin de semana vi una película que me impactó mucho porque aunque la película es sobre la muerte, está enfocada en la vida.

La trama de la película gira en torno a un muerto y al dueño de una funeraria que es quien hace todo el trabajo, desde arreglar los muertos hasta organizar sus honras fúnebres, el hombre se puede contactar con los muertos y los ayuda a hacer la transición entre la vida y la muerte. Sus diálogos son fuertes y confrontadores, él piensa que mucha gente muere antes de que su cuerpo físico lo haga, piensa que la gente tiene miedo de morir, pero que en realidad tiene más miedo de vivir, piensa que los muertos solo saben orinar y defecar y arruinar el aire de los que están vivos, lo cual no es muy diferente de lo que hacen muchos vivos, también piensa que morimos para que la vida sea importante; y finalmente hace una disertación acerca de como los vivos vamos a los funerales nos compadecemos y acompañamos a los dolientes; después de eso regresamos a casa a nuestra ce…

LAS HISTORIAS QUE CONTAMOS.

Imagen
Una de las cosas buenas de tener mala memoria es que uno repite las mismas historias a la misma gente de diferente manera, una de las cosas buenas de tener buena memoria es que uno las escucha y se acuerda de las variaciones que han sufrido en la mente de la gente.

Siempre me pregunto donde vive la realidad de una historia, cual fue la realidad, la que ocurrió o acaso lo es la manera como reposa en la memoria de la gente, que de alguna manera es la manera como la gente la percibió. Por ejemplo por mucho que un hombre nos haya dicho que nos ama, si no supo demostrarlo es posible que no recordemos que nos amo, sino que no fue capaz de hacerlo, lo cual hace de la realidad una verdad de dos.

Me gusta escuchar las historias de la gente, y a veces me basta con escucharlas una sola vez para saber si han sido editadas con la complicidad de la imaginación del narrador, o si están siendo contadas lo más apegadas a los hechos posible, esa es la magia de una historia bien escuchada.

Algunas veces…

INFIELES DE CLOSET.

Imagen
Yo también fui de las que jure jamás meterme con un hombre casado y finalmente me metí con uno, no hay nada para justificar este hecho, y tampoco es algo que pretendo hacer, las brujas no pedimos ni le debemos explicaciones a nadie, pero aprendemos y saboreamos de nuestros brebajes existenciales que cocemos lentamente con el fuego de cada experiencia, de cada sinsabor y de cada picante que toca nuestras vidas.

Aunque aparentemente el era un hombre exitoso, y tenía ese tipo de artefactos (autos convertibles y otros frutos de la sociedad de consumo) que necesitan los hombres en la crisis de la edad media para garantizar estatus y una seguridad que de todas maneras no están dispuestos a dar a las mujeres, pero que usan para atraparlas, no tardé mucho en conocer el fondo de este hombre. Un alma solitaria que había llegado al matrimonio más por que el tren lo estaba dejando para tener los hijos que le debía a la sociedad y a si mismo que porque creyera en la institución matrimonial como ta…

CAPERUCITA ROJA Y LA LOBA FEROZ

Imagen
Caperucita roja era una joven mujer que había aprendido a ser una “niña buena” desde muy pequeña, le decían así porque siempre le gustó el color rojo desde que nació, por lo que usaba una capa con gorro roja todo el tiempo y unas preciosas zapatillas del mismo color. Le gustaba ir a caminar por el bosque con el pretexto de visitar la casa de su abuelita aunque esta había muerto cuando ella era apenas una niña en una misteriosa situación que nunca se esclareció y que oscilaba entre un cazador y un lobo.
La madre de Caperucita admiraba el buen corazón de su hija que seguía cuidando de la casa de la abuelita a pesar del paso del tiempo, lo que ella ignoraba era que en ese bosque caperucita roja se retiraba su capa roja y dejaba al descubierto un vestido rojo sujetado al cuerpo con un prolongado escote y se cambiaba sus preciosas zapatillas rojas por unos tacones rojos, después se maquillaba la boca de rojo y vestía unos guantes tres cuartos de color rojo también que enloquecían a Fabio a …

MÁS ALLÁ DE LA PIEL

Imagen
Betty era una de mis compañeras de trabajo, no tenía mucho tiempo en la empresa, cuando fue ascendida a un cargo de poder y autoridad dentro de la empresa, bien ganado por cuanto su capacidad laboral, su sentido de responsabilidad y su nivel de compromiso eran asombrosos.

Nada de esto era suficiente para que ella se sientiera satisfecha consigo misma, tenía algo de sobrepeso y acné en su piel, lo que la hacía padecer de una gran inseguridad en si misma, además, tenía la suficiente no sé, si ingenuidad o falta de dignidad para exhibir abiertamente su mala autoestima, con frecuencia uno la escuchaba hablar mal de si misma, aunque jamás lo hacía de alguien más. Una vez me dijo que tenía que ponerse base en la piel y mucho maquillaje porque detrás de ese maquillaje había una mujer “horrorosa” que ella no dejaría que nadie viera. Lo dijo con pena por si misma y con una convicción que casi me creo. La carencia que tenía de auto aceptación era la misma que le impedía recibir aceptación de la…

ENTRE EL PORNO Y EL ARTE

Imagen
Mi hija fue educada en el mismo ambiente de respeto por la libertad de cada uno en que mi madre me educó a mí, no creció escuchando advertencias acerca de embarazos prematuros, ni temiendo a ser rechazada si era homosexual, porque todos esos temas siempre los hablaba abiertamente en su presencia. Le hablé durante su pubertad de que siempre sería libre de elegir su preferencia sexual sin que ello la ubicara en una posición inferior a los demás. Sé que no fui un modelo típico de madre y que muchos me auguraron un fracaso en la maternidad, y es posible que haya fracasado en el intento porque ahora mi hija de alguna manera tiene mi toque y eso a veces le trae problemas.

Como la semana pasada en que quiso poner en Facebook algunas fotos de ella en ropa pequeña y en traje de baño y algunos hombres de la familia, empezando por su padre se pronunciaron al respecto, lanzando comentarios de esos que insito siempre tienen como intención que uno se sienta culpable por lo que hizo, para que en con…

SEÑALES SILENCIOSAS

Imagen
En las llamadas horas pico, de repente los vecinos de la expressway se empiezan a inquietar, la impaciencia les roba la oportunidad de pactar con su yo superior y de compactarse con el momento presente, los múltiples compromisos los esperan, y no hay mucho tiempo para formularse preguntas a sí mismos, mucho menos para observar alrededor, aprender y escribir una nueva página en el libro de nuestra alma.

Entonces veo a mis vecinos iniciar su carrera en la que nunca sé si esta involucrado su ego, o una verdadera y urgente necesidad por acudir a la siguiente cita puntual. Hacen uso de toda suerte de peripecias para pasarse los carros que los anteceden, mientras yo esperanzada por un fluir pronto del tráfico me mantengo fiel a mi carril, en mi exacta posición, sin entregarle nada de mí a la impaciencia, mientras avanzo lentamente en mi carril. Muchas veces sobrepaso a los mismos acróbatas vecinos que han invertido una fuente increíble de energía para llegar al mismo sitio al que yo llego …

LOS CUENTOS QUE LEEMOS

Imagen
Yo quería mucho a Melina, mi amiga de la adolescencia allá en la tierra del “mirá vé” en Cali, Colombia, alguna vez hasta pensé que estaba enamorada de ella. Físicamente lo tenía todo, recuerdo que pensé cuando la conocí que en efecto las caleñas si eran como las flores. Pero mis adultos dominantes decían que no era una buena compañía, ya saben como es eso, un talento especial que tienen algunos adultos dominantes para determinar quien nos conviene y quien no, generalmente basado en un prejuicio sobre los padres o la familia de los implicados.

Así que Melina se convirtió en lo que yo diría una amante sin sexo, es decir aquella amiga tiniebla confinada a la oscuridad del closet de donde la sacamos cuando nadie nos ve. Luz María era la amiga que podía mostrar a los adultos dominantes, una mujer de aspecto angelical y de piel extremadamente blanca, a quien le temblaba levemente la voz para hablar, quien además era una niña “de su casa” que solo iba de su casa al colegio y del colegio a l…

Cry Luz Dary

Imagen
(Gracias  Chinisima por lo que detonaron tus letras, un poco copia, un poco yo;  y por presentarme a Adam)

Hay un pensamiento que no me abandona, la madre de uno nace el día que muere, nunca esta tan viva en nuestro pensamiento como después de que muere, la mía se fue hace cinco meses y no pasa un solo día en que no piense en ella. Cuando estaba viva también pensaba en ella cada día, pero pensaba en ella como si tuviera garantizada la vida.

En estos días ella aparece en cualquier momento, me aprieta la garganta con un nudo mudo que me hace gritar, me pregunto si no he llorado lo suficiente a mi madre, porque cuando lo hago lo que aparece en mi escenario mental es ella y un desfile de imágenes, como cuando llegue al hospital y ella con todo ese dolor que estaba sintiendo decía que estaba "feliz, feliz, feliz de verme". Mi dulce mentirosa, y creo que ha sido la mentira más dulce que me ha dolido más, mucho más que aquellas mentiras cargadas de mala intención, porque yo sabía q…

JUGUETES PARA EL ALMA

Imagen
El día de navidad visitamos a la hermana de mi esposo, quien nos mostró un rincón que tiene en su casa donde ella pone artefactos representativos de países que ha visitado, o que le traen sus invitados, le brillaban los ojos cuando nos contó sobre la procedencia de uno de ellos y se deleitó en narrar con lujo de detalles la historia de cómo había llegado hasta allí aquel artefacto. Comprendí que esos eran sus juguetes y esa visión del momento me resultó irresistible porque fue como poder ver la niña que ella guarda dentro de si, a la que nunca conocí, pero que ella se aseguraba de mostrarme en un ritual del que posiblemente ni ella misma era conciente.

Ese mismo día más tarde, mi esposo sacó del auto un helicóptero de radio control que mi yerno le había regalado, para estrenarlo, y aunque la noche anterior cuando se lo habían dado pensé que habían suficientes vehículos voladores en mi casa y que ya era demasiado, sólo en ese momento comprendí que esos eran los juguetes de mi esposo y …

CUENTOS DE FICCIÓN PARA EL ALMA.

Imagen
Había una vez una célula muy feliz, que vivía en el dedo del corazón del planeta mano bella, su nombre era Flor, ella emitía señales de amor al cosmos diariamente, cooperaba con sus vecinas cuando estas estaban faltas de recursos, prestándoles los suyos, muchas veces sabía que esos recursos no podrían ser devueltos pero como sabía que servían a un fin común no esperaba que le fueran devueltos. Su finalidad no era acumular recursos sino compartirlos para con ello engrandecer de vida el planeta y llenarlo más de luz, ya que la luz del planeta traería consigo la tan anhelada Paz.

En el vecindario de Flor vivía otra célula llamada Ovidio, que siempre andaba a la caza de más recursos de los que la vida le proveía, tenía un gran sueño: ser una célula más grande que todas las demás, y tener algunas subcélulas más llenas de recursos para cuando el final del planeta llegara, aunque todos murieran él y su equipo de subcélulas pudieran sobrevivir gracias a esos recursos acumulados. En su afán po…

SIN PRISA

Imagen
Cuando era niña siempre me asustaba el alboroto de la gente con el último día del año, todos interesados en amontonarse en algún lugar, de estar juntos, pero no revueltos, de pretender que estaban unidos en una causa que nunca terminaba de comprender. Tenía la sensación que cada 31 de diciembre era el llamado juicio final y que algo inesperado ocurriría, a veces percibía mucho miedo en la gente, a pesar de su aparente alegría; y pensaba que por eso se reunían, pero por mucho que trataba de saber de que se trataba ese miedo, lo más que lograba era ser contagiada por el mismo.

He pensado que parte de la ansiedad que trae el nuevo año es la carga de expectativas que ponemos en el año más que en nosotros mismos. Lo digo porque cuando veo a la gente haciendo sus listados de año nuevo y sus mapas del tesoro parecen esperar que algo mágico que trae el año nuevo les realice ese propósito y el compromiso personal le cede espacio a esa magia que casi siempre nunca llega, porque el hechizo está …