Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

LA ALQUIMIA DEL DOLOR.

Imagen
Hablando con un amigo cercano cuya relación de pareja guarda mucho en común con la que yo tenía, tuve acceso a uno de los puntos ciegos de mi separación, esos que sólo se pueden ver con el paso del tiempo y que le van dando forma y razón de ser a las cosas, no puedo estar más que agradecida con el universo por permitirme ir armando este rompecabezas.

También estoy agradecida con la gente que me ha dado tanto amor en estos momentos y que me han consentido, tanto personalmente como a distancia. Algunos que no se enteran porque no leyeron "Cuando todo termina" me disculpan si cuando preguntan por mi ex esposo me limito a decirles que esta bien y no les suelto la sopa, la idea de escribirlo en mi blog fue para evitar tener que seguir narrando como pasó todo y de esa manera no seguir recreando ese duro y difícil momento. Sé que muchos piensan que estoy mal, pero no lo estoy, no al menos de acuerdo a mi concepto personal de mal, seguramente que para el concepto social debo estarlo…

EXTREMA LOCA.

Imagen
A veces suelo recibir críticas con su consabido consejo acerca de mejores aproximaciones con el lenguaje para expresar mis ideas, la mayoría de estos consejos son bien recibidos por mí, que me considero una eterna aprendiz, pero cuando esos consejos implican la palabra mediocridad no los recibo, porque no creo en ella, por más que socialmente se nos haya vendido esa palabra como un medio de motivación para “salir adelante” otro dúo de palabras en el que no creo.

He llegado a la conclusión que mediocridad no es hacer las cosas mal hechas, sino que uno es mediocre cuando no llena las expectativas de quienes miden a los demás con un medidor social y que gozan con la competividad y la jerarquización. Uno es mediocre si no es mejor que alguien más, sino es elegible para Nobel de literatura, sino esta a la altura de un concurso o sino posesiona su libro como el best seller del año. Conclusión el mediocre tendrá que cortar la cabeza de otros para verse grande. A eso se reduce la competividad.…

DE LOS BUENOS AMANTES.

Imagen
Los buenos amantes me marcan de la misma y exacta manera que lo haría un gurú, eso lo pude constatar hace poco cuando me encontré con quien he considerado uno de los mejores amantes que he tenido y que aunque no pensara en él todos los días de mi vida, verlo de nuevo me condujo al mismo abismo que visité en sus brazos y a la misma incertidumbre que su devastadora presencia me ocasionaba.

Quienes se han entregado incondicionalmente a un fuego que las quema y que las alivia a la vez saben de que les estoy hablando, de esa sensación dolorosamente placentera que nos queda cuando el amante sale de nuestra cama llevándose todo de nosotros y dejándonos como única posesión el recuerdo de una serie de orgasmos que pensamos que solo él, es capaz de detonar en nuestro cuerpo. Hablo también de esas letras que dejan escritas en nuestra piel y que tardamos en borrar antes de confiarle nuestro cuerpo a un nuevo escritor.
Él llego a mi vida durante una sequía sexual y cuando yo de alguna manera y cansa…

EN DEFENSA PROPIA

Imagen
Aquella vez fui a un campamento, todos los que íbamos al paseo éramos amigos, o al menos nos conocíamos de antes, sólo había un hombre de unos 21 años que no conocíamos y que era primo de una de las chicas que había ido al paseo, y quien era la novia de un gran amigo mío. La primera noche que llegamos hicimos una fogata para que nos diera calor ya que el lugar era bastante frío, y nos reunimos alrededor de la fogata a contar historias, yo me acosté con la cabeza puesta sobre el regazo de un amigo y doblé mis piernas dejando al descubierto parte de mis muslos, el hombre desconocido por todos estaba silencioso y empezó a calentar una varilla de metal que nos servía para remover la leña caliente, me pareció que había puesto la varilla demasiado tiempo sobre el fuego y que parecía estar inmerso en un monólogo interior que no lo dejaba participar de la conversación. A decir verdad el tipo me parecía extraño y me producía cierta desconfianza. De repente el hombre retiró la varilla del fuego…

MARCAS DE NACIMIENTO

Imagen
Hace cinco semanas eras invisible, hurgábamos en tu mundo virtual e invadíamos con cámara tu mundo submarino. había espacio en casa para ti, pero no era lo mismo, te concebíamos como una criatura diminuta que podríamos ubicar en algún rincón de la casa, ahora estas aquí y tu presencia está en todos los rincones de la casa, eres una presencia viva y poderosa que nos saca de la rutina con tus gritos cuando la comida no esta servida a tiempo, eres el centro de nuestros días y de nuestras noches, nos mueves por estados emocionales cual montaña rusa y nos tienes a tu absoluta disposición como si fueras el rey del universo, y quizá lo seas, quizá eres el rey de nuestro universo personal, del mío al menos lo eres, no puedo dejar de mirarte, y admirarte, sólo porque sé que cada vez que te sostengo entre mis brazos es un diminuto momento en la eternidad, porque luego te convertirás en otro, y después en otro y más adelante en otro, y un día a lo mejor serás aquel desconocido que yo tomé en mis…

EL ABECEDARIO SEXUAL.

Imagen
A que fémina no le ha pasado que el día que está menos arreglada y con el vestidito aquel ingrato que nos ponemos porque estábamos de afán y que no sabemos porque sigue en nuestro ropero, le aparece un apuesto hombre coqueteándole y diciéndole que es la más guapa del supermercado, y uno se vira y busca detrás de uno a quien le están diciendo semejante cumplido para comprobar con marcada incredulidad que es a uno.

A mí me ha pasado muchas veces, pero lo que jamás me imaginé es que me pasara con un jovencito que podría ser mi hijo cuando estuviera montada en mis cincuenta. Eso fue saliendo del gimnasio, con la ropa sudada, el pelo erizado, el sudor rodando por mis sienes, el rostro enrojecido de hacer ejercicio y sin una sola gota de maquillaje, el chico me hizo la encerrona fingiendo que necesitaba ayuda con un producto en la tienda donde yo había entrado de prisa a comprar algo que olvidé cuando él me distrajo con tanta preguntadera; y que nunca pude recordar. Después de unos cinco min…

EL DIFÍCIL ARTE DE LA RESPONSABILIDAD.

Imagen
Mientras conducía con una persona a mi lado haciendo de copiloto quedé de repente atrapada en un carril que se convertía en salida y que me sacaría de mi ruta repentinamente, tenía dos opciones, seguir el carril saliéndome de mi ruta y retomarla mas adelante mediante un retorno, o cerrar a los carros que venían por el carril al que yo necesitaba moverme para poder continuar mi ruta, con el riesgo de que nos accidentáramos todos o que si era lo suficientemente ágil sólo se accidentaran los de atrás menos yo. Adopté la primera medida, me mantuve en el carril que me sacó de la ruta, tuve que conducir casi una milla antes de encontrar un retorno para reubicarme en mi ruta, mi copiloto me preguntó visiblemente exaltado como podía ser tan tonta para hacer una cosa así, cuando le pregunté cuales eran las otras opciones que el veía y que quizá yo había perdido de vista, me citó mi segunda opción, era la lógica, la razonable, la que cualquier persona “normal” hubiera asumido, al menos eso fue …

CONFIESO QUE HE VIVIDO.

Imagen
Cerré mi primera etapa septenaria (7 años de vida) con la detención de mi padre; y un exilio obligado para la comodidad de nuestra sociedad inmediata, mi madre y yo nos convertimos en gitanas sin tribu y sin carpa, nos hicimos guerreras de la luz conquistando el sí de la supervivencia diaria.


Mi segunda etapa septenaria (14) nos sorprendió con la jubilación de mi madre, lo que nos permitió empezar de cero de nuevo, lo más lejos posible de nuestros lugares de nacimiento.

La tercera (21) la cerré dando a luz a mi única hija inmersa en uno de los momentos y etapas más sublimes y feliz de mi existencia.

La cuarta etapa (28) la cerré con mi primer divorcio del padre de mi hija. La primera vuelta de saturno; y recuerdo que mi amiga Dunia me hizo la carta natal y me preguntaba acerca de mis etapas septenarias anteriores y de lo que había sucedido en cada corte y en aquel entonces no sabía responderle, porque no sabía muy bien de que se trataban dichasetapas.

Hoy que ya sé que son ciclos de siete…