MARCAS DE NACIMIENTO

Hace cinco semanas eras invisible, hurgábamos en tu mundo virtual e invadíamos con cámara tu mundo submarino. había espacio en casa para ti, pero no era lo mismo, te concebíamos como una criatura diminuta que podríamos ubicar en algún rincón de la casa, ahora estas aquí y tu presencia está en todos los rincones de la casa, eres una presencia viva y poderosa que nos saca de la rutina con tus gritos cuando la comida no esta servida a tiempo, eres el centro de nuestros días y de nuestras noches, nos mueves por estados emocionales cual montaña rusa y nos tienes a tu absoluta disposición como si fueras el rey del universo, y quizá lo seas, quizá eres el rey de nuestro universo personal, del mío al menos lo eres, no puedo dejar de mirarte, y admirarte, sólo porque sé que cada vez que te sostengo entre mis brazos es un diminuto momento en la eternidad, porque luego te convertirás en otro, y después en otro y más adelante en otro, y un día a lo mejor serás aquel desconocido que yo tomé en mis brazos cuando eras el perfecto desconocido que serías para ti mismo.

Siempre pienso que es una lástima que no podamos estar presentes en los primeros días de nuestra estancia en la tierra y saber quien nos cuidó, quien nos protegió a toda costa y como nacimos de inocentes, tanto que un día parece que nunca lo fuimos.

Aquí estas, te nombraron Thomas Hammond Moore V, con el mismo nombre que han llevado cuatro Thomas que llegaron aquí antes que tú, llegaste a estrenar otra cultura, diferente a la mía, a la de tu madre, vivirás un mundo completamente diferente al que vivimos tu madre y yo. Tu carta natal dice que desearas buscar tus antepasados e indagar sobre tu árbol genealógico, lo cual me hace ambicionar que crezcas pronto para llenar tu vida de historias acerca de tus antepasados.

Sé quien eras en tu vida pasada, lo supe antes de que llegaras porque me fue revelado mucho antes de que tus padres planearan concebirte, tu madre también lo sabe, aunque su poderosa racionalidad le roba la certeza que yo tengo al respecto, la que tuve en el momento en que miré tus ojos y la que sigo teniendo cada vez que me pierdo en ellos y descubro en el más recóndito destello el mismo brillo que irradiaste en tu vida pasada, ese brillo que no me es desconocido. Uno trae ciertos rasgos en la personalidad de la vida anterior, los tuyos son indiscutibles, me constatan la procedencia de tu alma y los viajes que has emprendido en la rueda de samsara.


Para quienes no creen en la reencarnación esto es fantasía, yo no creo en la reencarnación, yo estoy convencida de ella, tengo demasiadas pruebas para dudar por un solo minuto del hecho de que sólo cambiamos de traje cuando morimos, que el alma es inmortal y que permanece viajando por la eternidad superando mil pruebas y usando diferentes personalidades con el único propósito de regresar a casa, al uno, al todo.

Llegaste con una marca en tu séptimo chacra, el de la comunicación entre lo mundano y lo divino, esa marca es muy importante para mí, es otra prueba mas de que conozco tu alma tanto como tú la mía y que este es otro más de nuestros reencuentros. Tu hermana también llegó marcada con un lunar el sexto chacra, el de la intuición y la comunicación con lo sobrenatural. Mis nietos son almas con grandes lecciones bajo el brazo para sus padres, llegaron ambos señalados con la marca que sólo traen los grandes maestros. Ellos, tus padres, tendrán que aceptar ser vuestros alumnos, sea que quieran o no, si hay resistencia al respecto el dolor será el vehículo que les ayudará a comprender todas las lecciones que han venido a enseñarles. Si no hay resistencia el amor los unirá y serán un gran equipo cósmico que podrán enseñar a mucha gente en el mundo, ese es el reto, estoy segura que tanto tú, como tu hermana así lo han planeado.


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Muy bello, muy emocionante, muy inspirador...esperanzador

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.