EL TERCER GÉNERO.

El otro día mientras estaba conectada en facebook se abrió de repente una ventana de chat, era un hombre (desconocido como muchos de mis contactos) quien luego de un corto saludo me preguntó que opinaba de los transexuales, cuando le respondí que nada, pareció sorprendido y me pidió una explicación, le dije entonces que era la misma respuesta que le daría si me preguntaba que pensaba de los heterosexuales, que no tenía ninguna opinión en especial de las personas por su orientación sexual , sus preferencias o por su apariencia física, entonces me dijo que tenía un conflicto porque se había acostado con un transexual y quería saber mi opinión, le dije que si a él le apetecía hacerlo con un transexual eso era lo único que le debía importar, no la opinión de una desconocida.

Pero me quedé pensando en él y en lo que podría estar pasando por su mente en ese momento, y en porque la gente me hace preguntas como esas en facebook.

También me quedé pensando en el transexual que se acostó con el chico ¿se habrá enamorado? ¿Cómo será la vida afectiva de un transexual? ¿Serán tan valientes como en mis fantasías los concibo? Porque pienso que ser transexual reviste mucho valor, es retar lo establecido, lo conocido, retar un conjunto de creencias sociales que tienen una rigidez extrema respecto a los dos únicos géneros que se suponen deben existir, el masculino y el femenino y respecto a como deben lucir físicamente. El tercer género (si es que así se puede llamar; y lo digo con todo respeto) parece ser ignorado por la sociedad, el sistema no le ha abierto espacio, de hecho he leído historias atroces de maltrato físico contra ellos, por el sólo hecho de serlo.

Las minorías la pasamos muy mal y me incluyo porque a mi manera yo también pertenezco a una minoría a la que la sociedad a veces mira de reojo, con un recelo tinturado de una falsa compasión, a veces hasta a los mismos amigos se les salen frases desatinadas que uno sabe que salen porque no tienen la lengua bien conectada con la razón o quizá con el corazón.

Con el tiempo he aprendido a mirar en el fondo de esos amigos y de los no tan amigos que me diferencian, de la misma manera que diferencian todo lo que es atípico, lo que se sale del molde; y consigo ver su miedo ancestral como la causa de su conducta. Pero claro me imagino que un joven que tiene una aventura sexual con un transexual y que esta corriendo el riesgo emocional de amar a una persona diferente, no puede ver que si la sociedad lo censura por eso, lo hace porque comparten el mismo miedo.

Estamos en un momento muy interesante de la evolución del ser humano, supuestamente tenemos la mente abierta a todo lo nuevo y se respira un supuesto respeto y aceptación por la diversidad sexual, pero no obstante nos quedan resquicios de prejuicios y seguimos temiendo que las minorías diferentes sean demasiado iguales a los demás. A veces en facebook lanzo frases que incluyen a esas minorías y un silencio sepulcral le sigue a esas frases, nadie opina, todos desaparecen, es cuando comprendo que somos tan creativos encontrando nuevas formas de meter una y otra vez en el closet a esas minorías. ¿No es curioso que a ellos les tome tiempo y valor salir del closet, y que cuando eso pasa, tengan que seguir luchando por abrir de nuevo las puertas del closet en que la sociedad y a veces hasta su propia familia los quiere seguir metiendo?.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Me gusta mucho tu post en el que se nota tu respeto y aceptación hacia las personas sea cual sea su condición sexual y que yo comparto.

Este tema merece un programa de radio y tu post será leído en directo por mí si me das tu permiso, un saludo desde León-España.

Cristina Martínez (El Cóctel De Cris)
Anónimo ha dicho que…
Hola Lulu,
Genial tu articulo, pasaron miles de cosas por mi mente. 1) El hecho que el "homosexualismo" o como se le quiera denominar "popularmente" ha existido y existira a traves de la historia. De verdad no se en donde se trazo la raya cargada de rigidez mental en cuanto a la definicion de unicamente dos generos? Para mi esto es un eslabon perdido a este respecto.2) Esta realidad social y las creencias "religiosas". He escuchado de boca de "creyentes/practicantes" quines supuestamente tienen CARIDAD en su ser , expresandose a este respecto como "los anormales", los pervertidos" y una serie de comentarios despectivos que para mi solo reflejan la pobreza de su espiritu, directamente proporcional a la rigidez de su mentes. 3) Siento profundo respeto por el valor de quienes llamamos tercer genero, lamento mucho que la sociedd sea tan dura con ellos. Con mis comentarios espero haber aportado un microgranito de arena. Esto lo he escrito con todo mi AMOR.
Clemencia Huertas

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

PILOTOS Y COPILOTOS DEL AMOR

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.