viernes, 8 de junio de 2012

EL ESPERMATOZOIDE QUE BUSCABA A SU ÓVULO GEMELO. (Cuentos de ficción para el alma)


Estaban dos espermatozoides tomando el sol en la ardiente playa de un joven de 25 años, entre dos apasionadas jornadas sexuales se tomaban un descanso para salir a la búsqueda del óvulo gemelo, unirse y ser felices para toda la vida, de repente sonó la alarma, era hora de ir a correr por el ansiado trofeo, pero uno de ellos le dijo al otro con desgano “ve tú, yo esperaré un tiempo más antes de buscar a mi óvulo gemelo, creo que me tomaré esto con más calma” el otro espermatozoide alarmado y sin poderlo creer se apresuró a motivarlo para que saliera en esta carrera, le habían dicho que se trataba de una chica realmente hermosa y saludable, de muy buena familia, seguro que sus óvulos prometían una vida muy buena. Pero Emilio que así se llamaba el espermatozoide, le respondió:

-No importa como sea la chica en apariencia, ha empezado a importarme más el momento evolutivo que hay en la tierra para encarnar ¿no te has dado cuenta de lo que esta pasando? ¿No estas mirando las noticias?-

El otro espermatozoide que se llamaba Luis, visiblemente interesado por el tema regresó a sentarse al lado de Emilio, perdiendo así también esta carrera por alcanzar el óvulo gemelo y le pidió que le enseñara todo lo que sabía al respecto.

-No te dejes deslumbrar por esas ideas de que seremos hijos muy deseados- empezó a decir Emilio- aparentemente es así, forma parte de sus egos hacer toda una fiesta mientras nos esperan y tomarnos fotografías en estado de absoluta desnudez, nos exhiben en público y uno piensa que cuando llegue allá habrá tanto amor que uno no tendrá tiempo de recibirlo, pero después de que uno nace los padres están muy ocupados con unos nuevos juguetes que bien pueden reemplazarnos y que son una variedad inmensa de teléfonos celulares que lo hacen todo, de computadores en todos los tamaños y que aparentemente suplen todas sus necesidades, nosotros quedamos confinados a ser un juguete más con el que ellos le muestran a la sociedad que han cumplido con la meta de ser padres, que no son incompletos porque son fértiles y que trabajan lo suficiente para dejarnos solos y llenarnos de pendejadas que no necesitamos y lo que es peor que nunca vamos a necesitar…no sé Luis, los padres de antes cuando lo tenían a uno lo querían de verdad, yo no puedo estar seguro de que los de ahora nos vayan a amar como ellos mismos quisieran hacerlo, comprendes?-

Luis se levantó de la arena y empezó a pasearse de un lado para el otro visiblemente preocupado.

-¿Pero estas seguro de lo que has visto? No serán especulaciones o inventos de los demás espermatozoides para que perdamos el interés y les facilitemos las cosas?-

-Bueno solo hay una forma de averiguarlo-respondió Emilio- ve tú y lo averiguas y después me envías un email contándome si es verdad o no lo que dicen los noticieros, o mejor aún, abres un blog y ahí documentas tu experiencia como hijo de una pareja de la nueva generación, yo no quiero correr el riesgo, yo creo que mejor me espero a que esta generación colapse y a la siguiente le toque empezar de cero.

Así fue como Luis decidió inscribirse en la próxima carrera donde encontró a su óvulo gemelo y encarnó en una preciosa niña a quien sus padres llamaron Luz, y decidió abrir este blog para contarle a Emilio como es estar en este perfecto caos donde el aprendizaje es la única ruta segura.




1 comentario:

Alejandro Hernández dijo...

Como dijo Shakira "ublíme" por decir Sublime esta historia, yo no quisiera creer pero me pasan el dato de que el 75% de los que vienen al mundo son hijos no deseados por sus padres, pero lo peor que le puede suceder a uno es ser rechazado por el mundo.Para fortuna nuestra existen los Blog's.