SIETE LETRAS QUE LO ABARCAN TODO.


A pesar de que cada año veo más que descontento, rebeldía, con el día de acción de gracias  a mí me parece maravilloso que un país como este donde la productividad adquiere una importancia tan grande tenga la intención (porque no lo consigue del todo) de parar un día sólo para agradecer, y aunque sé que dar gracias debe ser de todos los días, hay una magia especial en saber que tenemos un día especial para agradecer por tanto que recibimos.

Recuerdo que empecé este blog por esta época, en un momento complejo de mi vida, en que me había quedado sin empleo y que conseguir un pavo donado ocupó varias páginas de este blog y me dio para escribir mucho, el pavo converso que llamé así porque me lo ofreció una iglesia de una religión que no es aquella en la que fui bautizada a cambio de dejarme seducir por sus creencias, se volvió un personaje que adquirió vida propia al calor de mis letras; y del que aún ahora se sigue hablando cada año jocosamente.

Han sido 11 años en este país y 12 celebraciones de acción de gracias una fecha que ha adquirido una importancia para mi significativa. Este año quiero agradecer muy especialmente a la familia Madrigal-Díaz, Madrigal-Huertas y Dismukes-Madrigal por haberme acogido como un miembro más de la misma mucho después de que legalmente ya no lo soy, en este país han sido de las personas que más he recibido.

Mi familia cosmica.


También quiero agradecer a mi familia paterna que reside en Orlando encabezada por mi tía Ángela y sus dos hijas Zoe y Janette porque su generosidad es inagotable no sólo para conmigo sino para con mi hija y mis nietos.

A mi amiga Eunice que ha sido un ángel literalmente hablando, uno de esos Ángeles silenciosos que sirven incondicionalmente desde el anonimato y con una generosidad ilimitada.

A mi amigo Carlos Mayorga que me hace sentir el calor de una figura masculina, cuando las demás figuras no han estado ahí para mí.

A mi hija y su esposo Thomas por tanta generosidad conmigo y por darme esos nietos maravillosos de los que estoy profundamente enamorada.

A Yenilen Mola y a Yoshvani Medina por su generosidad para conmigo en el ámbito artístico, ustedes saben que son mis padrinos artísticos y que los amo entrañablemente.

A mi amiga Berta Fowler, por ser mi cómplice en todo, por enseñarme a ser una “wise Shopper” y por acompañarme en mis locuras y seguirme a todas partes.

A Marisol correa y a su esposo Jorge por compartir su abundancia conmigo.

A mis lectores que subieron las cifras en mi blog y que han sido parte fundamental de mi abundancia.

A mi amigo Peter Moreno, porque además de premiarme con su amistad me ha dado uno de los mejores regalos que he recibido este año.

A las amigas que me reciben en su casa, cocinan para mí, me calientan el alma con poemas, con historias, con una copa de vino o simplemente con su compañía y su sonrisa.

Por último y no menos importante a este país por adoptarme legalmente este año y por todo lo que él sabe que me dio.

Seguramente que se me quedarán muchas personas por fuera de estos agradecimientos, de eso estoy segura porque puedo decir que estoy rodeada de gente maravillosa que forma parte de mil maneras de mi abundancia y eso merece una gran celebración. GRACIAS!


Comentarios

Jaume Carrera ha dicho que…
Un canto a la amistad, al amor entre los seres humanos, a la fidelidad a un país, unas ideas, ... felicidades Luz Dary Jiménez Monsalve, por todos los que te quieren y cuidan de ti. Te lo mereces.
Alejandro Hernández ha dicho que…
Agradecer siempre debe ser por encima de una formalidad una acción, hay personas a las que además de corresponder con cosas materiales debería dárseles miles de gracias, seguimos en este plano y te seguimos Lumediana.

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

PILOTOS Y COPILOTOS DEL AMOR

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.