EL CINTURÓN FOTÓNICO.

Aunque hace muchos años que he escuchado sobre el cinturón fotónico, a menudo me encuentro con personas que piensan que son poseedores de la primicia al respecto y que me venden conferencias donde están educando a la gente acerca de este momento que marcara la diferencia para nuestro planeta.

Aunque para los científicos e historiadores es una época de grandes dificultades, que sus estructuras sociales y políticas podrían no ser capaces de manejar, para la mayoría de la gente esto parece ser una premonición de la que sólo podrán estar seguros el día que se produzca dicho fenómeno, algo de lo cual para qué preocuparse si no habrá tiempo de ocuparse. De todos modos, parece ser el preludio de una maravilla o el momento de la extinción de la Humanidad.

Para los que no saben mucho al respecto lo que se cree es que el Cinturón puede dividirse en tres secciones:  Primero entraremos en lo que se denomina la Zona Nula que demora aproximadamente 5 ó 6 días, incluyendo 72 horas, aproximadamente, de oscuridad total (3 días de oscuridad); luego, pasaremos a la parte principal del CINTURÓN mismo y se experimentará una luz de día permanente (24 horas al día). Este viaje normalmente dura alrededor de 2.000 años (Dramáticas Profecías de la Gran Pirámide) y termina cuando el Sistema Solar sale por el otro lado del Cinturón, cruzando la otra zona nula por otro periodo de cinco o seis días.

Algunos aseguran que los ángeles o los extraterrestres a través de la federación galáctica pueden usar esta energía de 7a dimensión para, durante el sueño, activar los chakras de los discípulos de la Luz que están preparados y así lo soliciten.  Estas energías producen cambios a nivel subatómico en todos los reinos manifestados.  El sistema solar ya no será el mismo, el cambio afecta a muchas dimensiones.  Toda la creación conocida en la tercera dimensión en este universo pasará a la cuarta dimensión y después a la quinta dimensión.  Los paquetes resistivos que no desean el cambio implotarán a otro sistema estelar u otra creación apropiada para su evolución de tercera dimensión en donde continuarán recreando sus conflictos, polaridades, miedos y guerras hasta que eliminen de sus auras esta programación negativa.



Al entrar nuestro sol en el "Cinturón de Fotones" se producirá en la Tierra una oscuridad como la noche con una lluvia de estrellas que durará 5 días aproximadamente. Esto será consecuencia de la modificación repentina de la radiación solar y de la excitación molecular de la atmósfera al entrar en contacto con el anillo mesiánico. El día perpetuo será consecuencia de la propia radiación no dependiendo ya del Sol para tener luz de día. Si la Tierra ingresa antes que el sol, se producirá un fenómeno parecido a un incendio planetario, la materia parecerá luminosa, mas, sólo será un fenómeno visual. Es en esta Edad de Oro, o Reino de Luz Dorada en donde el ser humano podrá realizarse plenamente, los pueblos podrán comprender su historia, sus habilidades psíquicas y de conciencia plena en conjunto con su sistema solar y el universo. Este reino de luz podrá ser conocido por todos aquellos cuyas vibraciones internas espirituales y corporales sean afines a las ondas mesiánicas del anillo de fotones.

Pero lo que más me llama la atención de todo esto, es que muchos de los educadores al respecto, parecen haber memorizado muy bien la información, pero no parecen estar haciendo nada por prepararse para estos supuestos cambios, pues son los mismos que siguen acumulando recursos incluso a costa de no compartirlos con quienes carecen completamente de ellos, siguen montados en la barca del poder, la fama y el reconocimiento, en conclusión viviendo sus vidas como si el cinturón fotónico sólo fuera una novela de ciencia ficción que ellos están escribiendo, y posiblemente con la que se están lucrando.

En el caso hipotético que la tierra atraviese por todos esos estados que se supone que pasará cuando se acerque al cinturón fotónico, tendremos algunas dificultades técnicas de supervivencia, no obstante ¿estamos listos para ello? ¿Gozamos del suficiente desapego tanto material como emocional para ver partir a aquellos seres que ellos llaman “paquetes resistivos” y que seguramente serán muchos de nuestros seres queridos? o ¿estamos concientes de que a lo mejor nosotros mismos somos esos paquetes resistivos y los que tendrán que mudarse de dimensión somos nosotros?.

A pesar de que la Internet esta inundada de información al respecto y que todos parecen haberse puesto de acuerdo en decir lo mismo, y en clarificar tanto los síntomas, como las consecuencias de dicho fenómeno, nadie parece tomarse en serio esta información, tengo la sensación que ni siquiera los que creen vehementemente en que, en un poco más de un año estaremos ascendiendo a la quinta dimensión de la noche a la mañana. Como decía mi madre “el día de la quema se verá el humo”

Fuentes: http://www.luisprada.com/Protected/el_cinturon_fotonico.htm

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.