DE POETAS ESCRITORES Y LOCOS, A POETAS ESCRITORES Y FELICES.


Alguna vez alguien me dijo que ser poeta y escritor era un trabajo muy desagradecido, que uno tenía que tener un “nombre” para posesionarse en el mundo literario, si es que quería pasar a la posteridad, recuerdo que le respondí que para mí era suficiente con ser leída en esta vida, que de la posteridad que se encargaran los que estuvieran vivos en esa época y que ellos decidieran que hacer con lo que yo dejara escrito.

Quienes han sentido la picadura del zancudo de las artes, saben de que les estoy hablando, de esa desazón que nos produce en la boca del estomago la incertidumbre de si nuestro talento contara con la simpatía del público o no, y es que de alguna forma ser artita ha estado asociado con fama y popularidad y el éxito artístico parece estar medido por la fama que se adquiera, o por la simpatía del público.

Los escritores nos alimentamos con banquetes que aunque para unos sean modestos, para nosotros son grandes, como las cartas de los lectores, no tanto halagando nuestro estilo literario, sino dando testimonios de que manera nuestras letras se adentraron en sus almas y nos permitieron rasgar las vestiduras de una sensibilidad en reposo.

Yo parí mi primer hijo literario "Dios usa pantalones de jeans" en diciembre del 2012 y desde entonces han pasado muchas cosas con ese nacimiento. He dado entrevistas a los medios (revistas, radio y televisión) he sido nominada al premio de literatura “Carmenluisa Pinto 2012” cuya premiación será en noviembre del presente año, en la categoría de otros géneros, recibí una foto de mi libro trascendiendo fronteras de un lector que lo compro en España y he recibido cartas que han alimentado mi alma literaria y que me han inspirado para seguir escribiendo.

Foto enviada por Jaume Carrera desde España.


Pero quizá una de las sorpresas más agradables que he recibido en relación a mi libro se produjo dos días después de mi cumpleaños cuando fui invitada a una cena; y una señora que estaba allí de quien solo sabía que era profesora de idiomas en  la Universidad Internacional de la Florida, me sorprendió contándome que usaba mis artículos del blog para dictar sus clases, porque le gustaba mi literatura y porque mis historias por su carácter polémico se prestaban para que sus alumnos practicaran un español de muy buen nivel, y terminó diciendo que mi libro ahora se convertiría en su mano derecha porque ya no tendría que estar bajando material de Internet, ya que tenía el material didáctico a la mano.

Este ha sido quizá uno, sino el más grande de los reconocimientos literarios que he recibido, la vida no puede ser más benevolente conmigo, estoy infinitamente agradecida con las personas que han comprado mi libro y que se han convertido de esta forma en parte de mi abundancia, también lo estoy con los lectores que me leen en la distancia y que me siguen en el blog, sobre todo con los que me escriben compartiéndome sus historias para que yo las narre desde mi perspectiva y les ponga el “apunte evolutivo” dicho en sus propias palabras y que según ellos es un aporte importante que les puedo hacer. Quiero compartir con ustedes dos cartas de mis lectores que hacen referencia a mi libro luego de leerlo.

Mí estimada Luz:
Ante todo permíteme felicitarte por tu libro pues has logrado en mí lo que casi nadie ha podido lograr: leer!
Seré completamente sincero contigo. Guardaba mis dudas si realmente llegaría yo a leer tu libro y fue por eso que, como lo habrás notado, no te pedí una copia inmediatamente estuve en tu lanzamiento, o mas aun, al día siguiente cuando sostuviste conversación telefónica con nuestro amigo en común en la que le contabas   el  éxito  en ventas que habías tenido la misma noche del lanzamiento.  Fue entonces cuando apareciste en casa de nuestro amigo en común al día siguiente y pudiste deleitarte con un sencillo plato colombiano  que  gustosamente había preparado, cuando  volví a caer en razón de que no te había solicitado una copia de tu libro.
 Pues bien, luego de haber llegado a casa acá en Maryland  con mi copia en l mano y de haber puesto tu libro sobre un escaparate a la vista para de esta manera obligarme a leer tu libro, comencé la labor a eso de la una  de la mañana de hoy diciembre 13, habiendo antes visto por tres horas, tres programas diferentes que me tienen por estas épocas atrapado como televidente. Leí la introducción y el prologo, cosa que por lo general nunca hago pues como buen geminiano que soy, me cunde el afán de empezar sin tanto preámbulo. Déjame decirte mi estimada amiga que tu libro me produce quizá la misma sensación adictiva que me causan los "m&m" o incluso  los "cheese balls marca UTZ"; comes uno, sigues con el otro, el otro, otro mas y luego ya no quieres parar. Me encanto la forma como escribes, narras y sacas acertadas conclusiones de vida de una manera corta, directa y sobretodo súper amena. Me mata (en el buen sentido y orientación de la palabra) el hecho de que cada titulo es corto, conciso y sustancioso lo suficiente para mantenerme sediento de mas con un lenguaje nada acartonado pero sabiamente contado.  Déjame decirte que eso es ya mucho para mi, considerando que no soy el prototipo de persona que le encante estar pegado tras un libro pues, confieso soy pésimo lector, soy de los que leen dos paginas y ya me da sueño. Para serte sincero, ayer a la una de la mañana me tuviste despierto al menos hasta la pagina 40 y con ganas de seguir mi tarea lo antes posible! pues vuelvo y digo, tu libro es tan adictivo como le es para mi un m&m o un cheese ball marca UTZ!!!.  Me decía a mi mismo: OK, creo que parare ahora, pero en mi inconsciente quería seguir así como lo hago cuando como una y otra vez  los productos que anteriormente mencione.  Tuve que detenerme a razón de que mi organismo ya estaba pidiendo pista para descansar y fue así que detuve mi lectura a favor de poder disfrutarla sin esa sensación de sueño que ya me invadía  en la madrugada. Así pues amiga, de nuevo te felicito, ojala tu próximo hijo en papel sea planteado de la misma manera que lo has hecho con este.
Atte Fernando Álvarez

A la izquierda Fernando Alvarez quien estuvo presente en el lanzamiento de mi libro



Te vi por casualidad en el 'zoco' de Facebook. Me impresionó tu transparencia al incorporar en el sitio todo tipo de imágenes de tus actividades. Mi curiosidad se despertó. Te pedí 'amistad' y pronto me pusiste al corriente de las condiciones que debían prevalecer. Enseguida comprendí que estaba delante de una persona con las ideas muy claras y con una vida 'densa'. Conocí tus escritos a través del blog. Ahora leo tu primer libro.

Me llama poderosamente la atención tu escritura directa, limpia, con especial cuidado de las ideas. La recopilación de escritos traza una buena panorámica de lo que es tu forma de pensar y experiencia vital. Rompes los moldes con la narración de tus argumentos. Los tuyos son escritos frescos, sorprendentes, siempre profundos. Apuestas por la vida, por lo cotidiano, sin olvidar la reflexión, el cuestionarse todo. Consigues interesar, das un mensaje positivo y haces que uno se sienta reflejado en tus palabras. 

Seguiré tu trayectoria con interés. Muchas felicidades Luz.
Jaume Carrera.

Francia Salazar educadora de la FIU.

Comentarios

Jaume Carrera ha dicho que…
Me llena de alegria tu artículo. El reconocimiento te llega por todas partes. El ejemplo de la profesora de idiomas en la Universidad Internacional de la Florida que usa tus artículos del blog para sus clases, es una muestra del 'carácter' que tienen tus escritos. Esa dualidad entre contenidos interesantes,actualels,polémicos y estilo capaz de llegar a los lectores, creo que es tu característica principal. Un saludo desde Europa.

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

PILOTOS Y COPILOTOS DEL AMOR

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.