LA JUNGLA DE LOS DESEOS

Un joven médico que estaba haciendo el año rural en una población de Colombia, se sorprendió un día vencido por el aburrimiento que le producía la misma rutina diaria, al mismo tiempo que se percató que llevaba mucho tiempo sin tener relaciones sexuales. En el hospital le preguntó a uno de los enfermeros acerca de algún sitio o alguna dama de compañía complaciente que le ayudara con su pequeño problema, el hombre le dijo que el siguiente fin de semana lo llevaría donde las "chicas buenas".

El fin de semana el enfermero condujo al hombre hasta la orilla de un río, cuando llegaron había una fila enorme de hombres en espera, pero ante la llegada del médico del pueblo cada hombre decidió ceder su espacio para que el doctor pudiera dar por terminada su misión antes que todos ellos, y de esta manera asegurarse que el médico no estuviera ausente del hospital mucho tiempo. Cuando el doctor llego al primero de la fila, este también le cedió el puesto y el médico se encontró con un burro, acto seguido se quitó sus pantalones y procedió a satisfacer sus deseos con el único personaje disponible en el pueblo y el cual debía ser muy satisfactorio si habían tantos hombres haciendo fila. Cuando los demás hombres vieron que el médico se estaba tardando mucho en terminar, uno de ellos le llamó la atención diciéndole "doctor ¿será que se tarda mucho? es que necesitamos el burro para pasar el río porque al otro lado están las putas".

Este cuento como tantos otros ilustran la naturaleza masculina, su prisa cuando de ser sexualmente satisfechos se trata, y a quienes les cabría muy bien el dicho haz el bien sin mirar a quien. Ahí es cuando me pregunto de que nos sirve tanto culto a la estética y tanta cirugía estética si la realidad es que cuando ellos están urgidos cualquier hueco es trinchera, es más, si ellos solo tuvieran orgasmos con mujeres esbeltas de cinturas diminutas, caderas y senos prominentes entonces ¿quien tiene orgasmos con las que no encajan en ese molde? que indudablemente somos más que las del prototipo perfecto que nos quieren vender.

El caso es que los caballeros ya ni siquiera quieren tomarse el trabajo de salir con uno a montarle la encerrona con juegos de palabras (que uno sabe que son mentiras pero que sin ellas es difícil llegar hasta donde ellos quieren, por lo que uno decide creerlas) con flores y rituales de vino, música y caminata bajo la luz de la luna que le aseguren al tipo el trofeo al final de la noche. Los de antes si trabajaban arduo por su satisfacción sexual, hasta eran capaces de postularse por una noche a candidatos a novios, aunque pasaran la renuncia a la mañana siguiente.

Ahora ya no salen de la casa, se meten a Internet miran la presa por alguna red social, como Facebook, preguntan si tenemos msn o skype, y piden directamente sexo cibernético, con ello se ahorran los gastos de la salida, los piropos falsos, postularse a candidatos a novios, se ahorran tener que hacer un preámbulo de juego erótico y van directo al grano. Claro como para ellos todo es más sencillo, cuestión de una imagen y el orgasmo llega como por pedido a domicilio, mientras nosotras nos quedamos mirando un chispero. Pero quien le hace entender a estos machos modernos, que el sexo cibernético para una mujer es lo más parecido a salivar pensando en un limón inexistente. ¿Quien convence a los hombres (a algunos hay que enterarlos por aquello de la analfabetización sexual) de que las mujeres no somos visuales y que ver un hombre desnudo en la pantalla de nuestro computador agitando frenéticamente su pene entre sus manos mientras nos miran es la imagen menos estimulante para nosotras? En ese orden de ideas el hombre que busca sexo cibernético debería considerar buscar a alguien de su mismo sexo, con quien sus probabilidades de orgamos al unísono son más viables, o pagar por ello a una especialista que nunca se queda mirando un chispero porque cuando su horario de trabajo termina ella si busca como quedar plenamente satisfecha con un personaje de carne y hueso.

Como están las cosas de fáciles ahora, la masturbación masculina entrara en su etapa triunfal y la mujer podrá muy bien quedar relegada a medios reproductivos exclusivamente, y me pregunto si esto es decadencia o si por fin las cosas están retomando su cause, porque siempre he pensado que hay un eslabón perdido en todo este asunto del placer sexual en ambos géneros, siempre he intuido que nos han contado mal toda esta historia y que hemos sido un poco pasivos al respecto, la prueba está en que este tema casi siempre se enfoca con humor, y aunque el humor es algo muy serio, no pasamos de ahí, nos conformamos con reírnos de nosotros mismos y nadie parece concluir que hay algo que no concuerda en todo esto de la institución matrimonial asociada con placer sexual. Todo el mundo cuenta la misma historia y todo el mundo se ríe, que es una forma de congraciarse con la versión de los hechos, pero la cosa queda ahí, la gente se sigue casando con la esperanza de que en su caso; y sólo en su caso la situación será distinta y que la química sexual durará toda la vida y que por ende debe otorgar votos de fidelidad al otro. Conclusión: les toca vivir una vida fragmentada, por un lado felices con una asociación que les otorga seguridad, comodidad, compañerismo y todas las bondades que no le quitaré a la asociación matrimonial; y por el otro buscando como tener sexo con alguien que les recuerde que su cuerpo está vivo, eso si, en la furtividad (parece que es más placentero así) y riéndose de los chistes en los que se ven reflejados. Y pienso que si mantenemos este juego, eso nos garantiza que cuando el matrimonio fracase tendremos a quien culpar de no haber sido felices, y también pienso que somos muy dados aceptar las conveniencias de las instituciones sin cuestionar que es conveniente para cada individuo.



Comentarios

Juan ha dicho que…
A pesar, que yo soy un feliz divorciado de una paisa, sigo siendo un ferviente admirador de la 'institucion matrimonial', incluso por el tema que expones. Pero hoy dia aqui en USA anglosajona, yo veo lo siguiente: Las mujeres son las que ven prono, las que se masturban y las que consumen todos los juguetes eroticos. Tienen de 3 a 6 'sugar dadies', algunos preferiblemente gays, para evitarsen el 'trabajito' de corresponder con los $500 a $1000 al mes que le sacan a cada uno. al mismo tiempo el susodicho 'sugar daddy' piensa que El es el unico companero sexual de la 'dama' que es una real scam actress con todos los dramas incluidos y actualizados. This is America.

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.