LA GANADORA.

Siendo una niña solía llegar a casa con mis logros académicos y algún adulto dominante de mi entorno familiar solía preguntar de cuanto dinero había sido el premio, la sensación de minusvalía que me quedaba era agobiante, al punto que desistí de obtener más logros académicos, porque pensé que no tenía sentido esforzarme por algo que no tenía remuneración económica, pero también porque llegué a pensar que todo aquello que no tuviera dinero de por medio no valía la pena.

Era otra forma más de las que se usan cotidianamente para socavar la autoestima no sólo de los niños sino también de los adultos, de hecho eso no ha cambiado mucho, cambian los escenarios y los protagonistas pero el libreto sigue intacto. Y lo recuerdo ahora a propósito de la nominación que me hicieron en los premios NPE a mejor poetisa erótica; y como cuando estaba recogiendo votos recibí preguntas acerca de cuanto dinero era el premio, hubo también quien cuestionó la manera como estaba siendo evaluada, no con un jurado calificador sino siendo sometida a votación general.

Esto me puso a reflexionar respecto a todos los años que he participado en un concurso de poesía, el mismo cada año; y jamás me he ganado el premio, un jurado de cierto número de integrantes me ha calificado por los dos o tres poemas que envío, con lo cual soy determinada como artista. En esta nominación fui puesta en la mira del público en general, para que el público determinara si les gusta o no mi poesía, me maravilló, recibir cartas de personas que no conozco que habían puesto mi nombre en un buscador de Internet sólo para encontrar algún poema mío y decidir si me daban o no el voto, pero lo más sorprendente es que la mayoría leían justamente los poemas que habían en la pagina Web del concurso que nunca he ganado.



El público me dio la mayoría de votos y gané, este fin de semana me darán mi reconocimiento, aunque no sé de que se trata el reconocimiento, para mi el premio ha sido la nominación como tal que hicieron los organizadores de los premios NPE, quienes a lo largo del año me han invitado a sus eventos y han considerado que merecía esa nominación, el premio también ha sido saber que hay gente que se ha tomado la molestia de buscar un poema mío para leerlo y que entraron en la pagina e hicieron todo el proceso para darme su voto, esto representado en términos de energía y tiempo que la gente invirtió en mí, es un premio que vale más que cualquier cantidad de dinero.

Sigo constatando que la abundancia adopta muchos trajes y que entre más tratemos de buscarla forrada en dólares, mas disfraces adoptará para que seamos capaces de reconocerla.

Mil gracias a todos los que votaron por mí, al centro de artes Artspoken,  a Yenilen Mola y su espectacular evento “Noche de la Poesía Erótica” por brindarme su espacio para compartir lo que mejor sé hacer: Escribir, y por todo el reconocimiento y ese espíritu tan nutritivo que siempre tienen con todos los artistas.


Comentarios

juan ha dicho que…
Felicitaciones

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.