DE LA INFIDELIDAD FEMENINA

Mi encuesta del mes pasado buscaba saber que pensaba la gente de tener varias parejas sexuales y sentimentales estables. Los resultados quedaron así: 16% pecado, 14% innovador, 38% promiscuidad y 42% interesante. Me llamó la atención que la cifra mayor de respuestas piense que es interesante sobre todo porque la poligamia nunca ha sido bien vista en nuestra sociedad. Sobre todo por las féminas.

Esta encuesta se me ocurrió porque conozco muchas mujeres que están felizmente casadas, en términos de que sus esposos son excelentes proveedores de dinero y pésimos proveedores sexuales, como no están dispuestas a pagar el alto precio en términos de sacrificar su “estabilidad familiar” por ser mujeres sexualmente satisfechas, entonces tienen relaciones extramaritales que ellas quisieran que fueran sólo sexuales, pero que por nuestra naturaleza femenina se les dificulta no involucrarse afectivamente. “Nadie” excepto las mejores amigas de las mejores amigas de ellas lo saben, es un secreto a voces que a veces incluso le llega a manera de rumor al productivo esposo, quien probablemente ande en las mismas.

También conozco aquellas que disfrutan de la misma felicidad matrimonial relativa del grupo anterior y a quienes se les llena la boca diciendo que jamás, absolutamente jamás se han fijado siquiera en otro tipo, pero que el destino les juega una mala pasada y se las encuentra uno en el lobby de un elegante, pero eso si, lejano hotel registrándose con un guapo fulano que no tiene el más mínimo parecido con su esposo, y que para disimular dicen que es un amigo del esposo que llegó a la ciudad y lo están acompañando a registrarse en el hotel, con la mala suerte que el personaje en mención es amigo de uno y gusta de ostentar con lujo de detalles y sin omitir nombres, las mujeres que se lleva a la cama porque lleva una libreta con datos precisos para alimentar su ego, argumentando que ese será el libro favorito que leerá en la vejez. Son  las mismas que prefieren estar muertas que ser confesoras de que se consumieron bajo el fuego de un hombre diferente al de su esposo, por lo que nacieron y morirán fieles.


También conozco a las que viviendo en matrimonios auténticamente buenos, por puro vicio o por amor a la diversidad sexual satisfacen todo tipo de antojitos y hacen las cosas tan bien hechas que no se lo cuentan a nadie, que nunca se dejan sorprender por nadie, pero que con el paso de los años sucede alguna circunstancia adversa que las obliga a confesar que alguno de sus hijos no es del esposo y le toca empezar a revolcar el pasado y a desenterrar muertos para poner las cosas claras para todos los implicados.

A muchas de estas les he sugerido la opción de tener las dos parejas con las cartas abiertas y siempre hay una mueca de escándalo en sus rostros. Yo me pregunto ¿cual es la diferencia? Y yo me respondo, debe ser que la furtividad le añade ese ingrediente extra a la infidelidad y no están muy dispuestas a renunciar a ese ingrediente, o debe ser que son lo suficientemente egoístas para no compartir afectivamente ni al esposo y menos aún al amante.

Fuimos y seguiremos siendo educadas para ser señoras, mujeres de bien, mujeres de hogar, mujeres de un solo hombre, un ideal muy hermoso pero ideal al fin y al cabo, porque lo cierto es que la infidelidad femenina goza cada vez de más simpatía, sobre todo por los mismos hombres, por eso me sorprende que algunos de ellos esperen que seamos fieles cien por ciento, entonces ¿con quien se supone que ellos serán infieles? Claro, lo olvidaba, con las jovencitas solteras y hermosas que son las mejores candidatas para ellos, pero es que aún las jovencitas solteras hoy en día ya tienen su pareja sexual inestable, porque ese término que antaño usábamos como estable, es lo único inestable que tenemos, incluso cuando le hemos puesto esposas al postor y lo hemos amarrado con varios hijos.

Ya sé que muchas me van a detestar por amenazar el sueño de ser mujeres de un sólo hombre, y es posible que algunas lo sean, pero como decía un amigo mío, las que lo son generalmente es porque no han tenido opción, no por elección. Aunque no descarto la posibilidad de que las mujeres fieles por elección sean como las brujas: de que las hay las hay.


Comentarios

Julio ha dicho que…
Felicitaciones muy bien manejado el tema puedes contar con nuestras instalaciones para dictar una Charla con todos los que opinan lo mismo que Tu y Yo. Hay que vivir hoy y ahora .
Un beso con abrazo de oso
Julio ha dicho que…
FELICITACIONES muy bien manejado el tema , puedes contar con nuestras instalaciones para hacer una reunion con el 14% y el 42% que al final somos mayoria !!
Abrazo de Oso
Julio Neira

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.