LA LUPE.

Tengo que confesarlo, no estaba muy animada para ir a ver “La Lupe” pero el ojo artístico de mi amiga Marisol Correa me sedujo para que fuera a verla, es que la música no es algo que necesite en mi cotidianidad, soy de las que puedo pasar mi vida sin música, de hecho hasta hace poco me di cuenta que la poca música que tengo, me la han regalado o ha llegado a mi por accidente o por equivocación.

Si tuviera que elegir un género musical para escuchar, ese sería la música Clásica, y de hecho la salsa está en el último lugar en mi lista. Pero ver a la Lupe hizo que me enamorara no sólo de ella, sino de la música que la Lupe interpretaba.

Desde la actuación, la voz y la versatilidad de Sully Díaz, la actriz que encarna a La Lupe, pasando por la puesta en escena, la producción, el vestuario, la música y la iluminación, hasta los más pequeños detalles están dotados de una impecabilidad por la que se caracteriza el Teatro Trail.



Una obra que a simple vista se nota lo costosa que es, y que justamente por eso, sólo unos pocos hemos podido degustarla en Miami, ya que se quedó sólo por tres semanas, y tendrá dos funciones extras a petición del público que el pasado sábado se quedaron sin boletas ya que el teatro estaba completamente lleno.

Un importante empresario internacional de espectáculos que me acompañaba en la función, calificó la obra de perfecta, aseguró que no tenía un sólo fallo de audio ni de iluminación, y que la actriz se apropió no sólo del personaje sino del escenario y del público como pocas lo consiguen, pudiendo incluso sortear situaciones que le exigían improvisación como cuando el público se involucró con la obra. El empresario además estaba gratamente sorprendido de los bajos costos que se manejan en las taquillas de este teatro, según él, en México que es el país de habla hispana que mayor poder de convocatoria tiene la cultura y sobre todo el teatro, una obra de la talla de la Lupe no estaría por menos de ochenta dólares la boleta más económica. La respuesta al teatro en México es de tal magnitud que Monólogos de la Vagina lleva diez años sin interrupción en escena, con diferentes personajes e incluso con algunos que no son actrices, quienes han asumido el reto de subirse al escenario y memorizar un monólogo para actuarlo.

El Teatro Trail indudablemente tiene no sólo una excelente y variada programación cada fin de semana para todo tipo de público y en diferentes horarios, sino que selecciona con cuidado las obras que sube al escenario. Cada fin de semana nos sorprende con actores de talla internacional y con exquisitas obras para el deleite del público. Es por eso que en este momento es obligado pegarse una pasadita por la página del Teatro Trail antes de elegir el plan del fin de semana, porque la diversión y la cultura están allí a la orden del día.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

PILOTOS Y COPILOTOS DEL AMOR

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.