LA NUEVA CONCIENCIA DE LA RIQUEZA.


En estos días durante una conversación un hombre hablaba de su pobreza vs la riqueza de otros con bastante autocompasión, con esa lástima que se prodiga uno a si mismo cuando las cosas no salen como esperamos, cuando no tenemos empleo y la desesperación nos acosa porque no sabemos como responder a nuestros acreedores. Me quedé pensando mucho en él, porque muchas veces he estado en su lugar, la última vez que me pasó, tenía un empleo pero el dinero apenas si me alcanzaba para cubrir las cuentas y  a veces me quedaba sin con que comer, decidí que en adelante aunque mi situación no cambiara materialmente, cambiaria la manera de ver las cosas y sobre todo de moverme por el mundo, si la vida no me estaba otorgando lo que yo necesitaba para sobrevivir, a lo mejor el problema no era de la vida, sino mío.

Recuerdo que renuncié al trabajo, porque pensé que si trabajando tan duro no podía subsistir, no era inteligente que me siguiera desgastando por tan poco. Después de eso las cosas no cambiaron es decir vivía prácticamente lo mismo que cuando trabajaba, pese a que no estaba recibiendo ayudas del gobierno, ni por desempleo, ni por condiciones económicas, pero una mujer maravillosa me enseñó como sobrevivir sin dinero, ya que ella misma se había auto desempleado para probar que podía vivir sin dinero, su experiencia me pareció maravillosa e inspiradora y así fue como me inspiré para hacer recortes en mi presupuesto. Simplificar mi vida de una manera sustancial no sólo me liberó de pagar cuentas por cosas que no necesitaba, sino que me ha permitido disfrutar más de lo que realmente me gusta, optimizar los espacios, la energía y el tiempo que quiero invertir en actividades y en cosas ha sido la mejor elección que he hecho en mi vida. Ser freegan por un tiempo, me aportó la seguridad de que nunca a pesar de las circunstancias aguantaré hambre, porque los recursos están, lo que nos falta es humildad y poder de determinación para acceder a ellos.

En este momento de mi vida puedo decir que no tengo nada, pero lo tengo todo, más aún tengo más de lo que jamás alcance a imaginar, y eso es lo que me permite hablar de la riqueza y la pobreza con cierto conocimiento de causa. Tanto la pobreza como la riqueza son estados del ser, más que una circunstancia. Por ejemplo, me dirán algunos que poder entrar al mejor club de la ciudad, cenar en él y disfrutar de los beneficios de una membresía requiere dinero, y es verdad, pero hay tres tipos de personas que pueden entrar en ese club: los que trabajan allí, los miembros que pagan por entrar y el presidente de la república que no tiene que pagar y que puede gozar de todos los beneficios ¿Quien es más rico? Para mi lo es el presidente, es más rico el que tiene suficiente poder para acceder espacios y cosas sin tener que pagar por ellas. Pues eso es exactamente lo que sucede con la nueva conciencia de riqueza, ser rico no es quien más duro trabaje por adquirir dinero para comprar cosas que no se necesitan sólo por llenar vacíos de los que no queremos hacernos responsables, eso sólo es falta de inteligencia y de practicidad. La riqueza está representada en la capacidad que tengamos de manejar nuestro poder, en saber optimizar y priorizar, si con el poder personal que tenemos podemos acceder todo lo que queremos con el mínimo esfuerzo eso es riqueza.



Y para eso todo lo que tenemos que hacer es ser creativos y usar la imaginación, podemos mejorar la calidad del funcionamiento de nuestro cerebro, creando senderos e inventando refinadas formas de movernos, de pensar y de sentir. En la investigación dirigida por Álvaro Pascual Leone* enseñaron a dos grupos de personas un ejercicio sencillo de piano utilizando  los cinco dedos. Tras aprenderlo, el primer grupo practicó el ejercicio durante 5 días moviendo los dedos como les habían enseñado. El segundo grupo lo practicó mentalmente, usando sólo su imaginación. A diferencia del primer grupo, no movieron los dedos para nada. Al final de ese periodo de 5 días, como cabía esperar, a los del primer grupo se les desarrollaron áreas del cerebro relacionadas con el ejercicio. Lo que descubrieron fue que en el segundo grupo se habían producido los mismos cambios. La imaginación es real y su efecto se puede medir en el cerebro. El estudio de Pascual Leone concluyó que la práctica mental “parece dar ventaja a los sujetos para seguir desarrollando aprendizaje con una práctica física mínima”, ese es el concepto que maneja la película el secreto, no es un asunto mágico como muchos creen, se trata de permitirle  al cerebro nuevas formas de hacer las cosas desde la imaginación y con el mínimo esfuerzo.

Salirnos del molde conceptual de pobreza y de riqueza implica solamente aprender a enfocar este concepto por nosotros mismos, despojarnos de lo que el colectivo impone, y relacionarnos con la abundancia de tú a tú, sólo entonces seremos lo suficientemente libres para decidir que tan ricos queremos ser, de que tipo de abundancia nos queremos rodear, y lo más importante comprenderemos que la abundancia adopta miles de trajes y que lo único que necesitamos para reconocerla y accederla es quejarnos menos y agradecer más.

Explicaré el porqué cuando nos quejamos obtenemos más de aquello por lo que nos quejamos. El cerebro obedece a nuestros dictámenes y busca maneras creativas de atraer más de aquello por lo que nos quejamos, si nos quejamos de pobreza él buscará maneras de traer más de esa palabra que fue la que invocamos, mientras más obsesionados estemos con esa palabra, mas búsquedas hará para darnos más de lo mismo, ya que nuestro cerebro sólo recibe palabras, no conceptos, y esas palabras las procesa como lo hace Google  buscando miles de resultados con esa palabra. Por eso la próxima vez que se sorprenda a usted mismo alimentando pensamientos inhabilitantes de pobreza enfermedad y dolor, recuerde que es como si estuviera poniendo esas palabras en Google, y que su buscador cerebral le dará muchos años de resultados con esas palabras claves.

La clave de la autosobservación radica en desenmascarar al boicoteador que llevamos dentro y empezar a depurar el lenguaje de nuestro monólogo interior, y lo más mágico que sucede es que de la misma manera empezamos a hacerlo con el lenguaje que usamos para dirigirnos a los demás, es por eso que quien es grosero con uno sólo está exhibiendo su pobreza, por mucho dinero que tenga, está exhibiendo pobreza en alguna zona de su vida. La riqueza y la pobreza adoptan muchas formas, tantos que es difícil reconocerlas, es por eso que hay muchos ricos que en realidad están en la miseria y muchos pobres sumergidos en una exquisita riqueza disfrutándola en completo anonimato.

 *Información sobre la investigación dirigida por Álvaro Pascual Leone fue tomada del libro “movimiento consciente” de Anat Baniel”

Comentarios

Alejandro Hernández ha dicho que…
Hay ricos que solo tienen dinero y pobres que tienen deudas, otros dicen que la pobreza son los hijos, y otros más que solo la muerte es equitativa en cuanto a todo. Mientras los ricos siguen afilando el codo y levantando el colchón los pobres siguen trabajando con las uñas y ahorrando deseos. Esta visto que un estado capitalista provisto de poder y dinero nunca logrará la equidad social.
Anónimo ha dicho que…
ME GUSTO EL ARTICULO, ES CIERTO EL "PODER" LO TIENE UNO PARA HACER DE TU VIDA LO QUE TU QUIERAS, LO UNICO QUE NO ME GUSTO ES LA COMPARACION CON EL PODER DEL PRESIDENTE??? ESE SE LO DA EL PUEBLO, NO ES UN PODER PERSONAL...YO NO LO DEJARIA ENTRAR GRATIS SI FUERA DUEÑA DE LA DISCO.....ESE ES PODER DE UN SISTEMA POLITICO...EL VERDADERO PODER ES EL DE TU YO SOY...TAM EMPATICA...QUE CONSIGO LO QUE QUIERO COMO SER HUMANO ......

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.