cartasadioshoy@gmail.com



anoche a las 10:52, lo supe porque congelé la hora debido al hecho tan importante que se empezaba a desarrollar, llegó el pavo a mi casa. Como respuesta a una carta que envié a cartasadioshoy@gmail.com o como respuesta a mis artículos, no lo sé, en todo caso una lectora de mi blog, fué el vehículo a través del cual me respondió Dios.

Y es que escribirle cartas a Dios ha sido una práctica que llevo haciendo hace mucho tiempo, debo tener muchos archivos con algunas de ellas, y hoy les voy a compartir una de ellas. También les dejo copiar el email donde Dios está recibiendo cartas, a mi me ha respondido de muchas maneras a veces no me gusta el lenguaje en que me responde, otras veces no lo entiendo, otras tantas creo que me ignora, pero después descubro que se estaba tomando su tiempo para encontrar un mensajero perfecto para responderme a través de él, otras veces simplemente guarda silencio, pero aún en ese silencio encuentro su respuesta.

TERESPONDOENPERSONA@DIOS.ORG

Querido Dios:

Muchas veces me he preguntado si estas ahí para mi, y de una u otra forma, por mucho que te sienta distante termino por sentir tu presencia, tu aliento, tu brazo levantándome y tu mirada compasiva y amorosa.

Sólo he tenido un día en que he sentido que me soltaste y que me lanzaste a la parte mas oscura de mi misma, ese día se me antojo el mundo un agujero negro que estaba succionándome y pensé seriamente que no tenia sentido seguir viviendo, porque me sentía como un perro persiguiendo su cola, dando vueltas sobre mi misma sin llegar a ninguna parte.

Ese día renuncié a creer en tí por más o menos un par de horas, y estaba furiosa contigo, no entendía la mayor parte de las cosas que me estaban pasando, eso fué hasta que comprendí que en mi contrato contigo había una letra menuda que seguramente no había leído, así que me armé de paciencia para que en medio de mi oscuridad pudiera leer tu letra diminuta. No fué fácil, lo sabes, ese día no tenia nada que comer y mi estómago me pedía a gritos algo que llevarme a la boca, estaba furiosa con la gente que me rodeaba por su indiferencia, tenía a la mano un libro sobre Zen, en él se me pedía entregarme a sentir y a vivir todas mis emociones, así lo hice, y tomé nota de todas ellas. Al final del día consumí un plato de cereal que era lo único que habíamos adquirido, y aunque seguía sintiendo hambre y frustración, me sobrevino una ráfaga de agradecimiento por aquel plato de cereal.

Quizá te parezca loco lo que te voy a decir, pero fué como si escuchara tu voz dentro de mí diciendo insistentemente: "ahora ya sabes todo acerca del hambre, todo este tiempo has estado pidiendo fortaleza espiritual y comprensión con la raza humana y ¿como habrías de obtenerla sino enfrentando todos los sentimientos negativos de la raza humana? ¿como habrías de vencer el miedo sino sintiéndolo? ¿como comprender al que mata por hambre si nunca la has sentido e ignoras que ese deseo de aniquilar a otros fue el mismo que te atravesó de pies a cabeza apenas hace un momento? ¿como comprender el resentimiento de la gente que no tiene nada si siempre lo tuvieras todo?". Entonces te pregunte con mi rostro lleno de lágrimas ¿porque a mí, porque no a la gente que esta sumida en la vanidad y en la sociedad de consumo? Y tu me respondiste: "¡tú que sabes! a lo mejor ellos no lo han pedido, muchos de ellos están en otra fase de sus vidas porque están experimentando el cuerpo y tu el alma, a ti no te llenan muchas cosas que a ellos si, y en últimas si ellos no existieran, entonces ¿quienes serían tus maestros aquí en la tierra?

Mas tarde encontré la historia de una mujer que trabajó durante toda su vida limpiando casas para acceder educación a los 65 años, su entereza y su paciencia para conseguir su meta era otro mensaje tuyo diciéndome que algunas almas elegimos caminos largos y lentos, alfombrados de maestros, solo para ejercitar más y mejor algunos músculos emocionales y espirituales.

Ese día me sentí reencaminada por mi ruta de nuevo, y empecé a hacer todo lo que leía en la letra menuda de nuestro contrato, me puse mis mejores lentes para poderte leer mejor.

Te doy gracias señor por mostrarme esta dirección, ya se que el camino es arduo, lo estoy recorriendo dando cada paso a la vez, pero nunca me he sentido más convencida de mi conexión intima contigo como en este momento en que parece que no tengo nada, pero no obstante tengo una fortuna de poder invisible que puedo administrar como yo quiera.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
jjajajaj que simpatico, ese camino ya lo recorri,, es junsto cuando estamos dando el paso de lo material a lo espiritual, es justo alli con el estomago vacio, cuando creemos que no tenemos a donde ir, donde dormir, cuando creemos que lo hemos perdido todo, es cuando mas tenemos, pasar por este tunel oscuro, es caminar hacia la luz.
mi experiencia, un dia no tenia ni un peso para la gasolina del carro, el cual habia quedado mal arreglado en la reparacion de la maquina y toco volve a reparar el motor, todo el dinero que habia ahorrado se quedo alli, entonces carro viejo, sin ahorros, sin ingresos, sin comida, sin techo, todo arrumado en una alcoba , fue el mejor momento, para despertar a la libetad, a traves de la humidad, mucho tiempo despues supe que era la puerta para encontrar el camino a la luz, me perdone por todo el dano que me habia hecho, por tantas rabias, iras, miedos, guardados en lo mas profundo de mi ser,.......
asi mismo , sin darme cuenta habia hecho dano a otras personas, desde mi pareja, hijos, familia , amigos, etc,
hoy en el camino de la luz, tengo la mejor familia, amigos, sobre todo las mejores relaciones con Dios y todo el reino celestial de todos los universos, angeles, maestros guias seres de luz y amor
sonia lucia ha dicho que…
Despues de haber experimentado... por anos sentimientos de dolor, rabia , odio , tristesa, frustacion y preguntarme a diario porque pasan las cosas, algun dia entendi que lo importante no es porque , sino para que, y en mi caso personal entendi, que uno no debe juzgar a las personas por lo que hagan o dejen de hacer " eso son cuentas personales que cada uno tenemos con Dios " y definitivamente si no pasamos por momentos dificiles, no comprendemos que solo con Dios realmente contamos y claro con nosotros mismos..

Tambien he aprendido que la ayuda llega de donde menos la esperas y claro si tu la pides.





la misma depresion , aprendi que uno no debe juzgar a las personas, eso son cuentas personales de cada uno con Dios, pero me tardo anos entenderlo

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.