FESTIVAL DE LOS SENTIDOS

Ayer terminé el experimento de "no impact project" no fue fácil, ha sido una de las semanas más largas que he vivido, nunca me imaginé que despertar conciencia respecto a la administración de nuestros recursos básicos de supervivencia fuera tan difícil. Es como emprender un viaje al fondo de uno mismo, donde uno se encuentra con toda la basura que cree haber dejado en algún lugar de nuestro camino, solo que esa basura va a parar a un sitio muy particular, a un sótano que llamamos inconciencia, allí se queda haciendo lo propio, alimentando nuestras negaciones y por lo tanto nuestros temores.


Después de tratar métodos para disminuir el consumo de energía, de agua, reducir las basuras, consumir menos, administrar bien los alimentos y ahorrar en transporte, reafirmé que las personas con quien uno convive ven las cosas de manera diferente, si bien mi nivel de compromiso con el planeta se incrementa con el paso de los días, esta semana tuve que ejercitar más que nunca el respeto por quienes no sienten el mismo nivel de compromiso que yo, y quizá esa fué la parte más difícil del experimento para mí.

Cuando escribí el artículo "reciclando relaciones", tenía en mente soltar aquellas relaciones que de una u otra forma estaba forzando a que fluyeran, lo que nunca imagine que es tendría que soltar a una relación de se perfilaba como una muy buena relación. Una mujer que se autonombraba muy espiritual, y con quien siempre pensé que teníamos gran afinidad en nuestra búsqueda, me sorprendió anunciándome que se sentía vulnerada con mis artículos y que por favor la retirara de mi lista de correos porque no le interesaba seguirme leyendo. Aunque no espero que todo lo que escribo sea del agrado de todos, lo que jamás espere es que ella rompiera el espejo de esa manera tan abrupta.

Terminé la semana del experimento con el festival de poesia que tuvo lugar durante el fín de semana, nos dimos cita mas de cuarenta poetas en la librería de West Palm Beach, casi todos estábamos solos, no teníamos gran público, ni siquiera nuestras familias habían acudido a acompañarnos (salvo contadas excepciones), nos servimos de público entre poetas, y nos aplaudimos como cada año. Por un fín de semana parecemos huérfanos sin padres y sin hijos, parecemos emerger de la nada perdidos entre letras que danzan con nuestros sentimientos.

Un par de niños menores de 10 años nos deleitaron con su lectura en un perfecto español, demostrando así que la educación bilingüe en la familia es posible, y que hacerlos partricípes de eventos culturales es una excelente herramienta de educación.

Algunos poetas no hablaban español, tenían poemas escritos en ingles y en francés, poco les importaba si les entendíamos su lenguaje, poco nos importaba si ellos a su vez nos entendían el nuestro, quizás en ese momento nuestras soledades se compactaron más que en ningún otro momento, el idioma de la poesía era uno solo, declamar en el idioma que fuera se hacía imperativo.

Una mujer negra que leyó un poema en francés, hablaba de las mezclas de razas, había una figura poética particularmente bella de una mujer producto de una mezcla inter racial, que bailaba al son de un tambor, una mujer que sentía la música como una negra pero que pensaba como blanca. Me impactó esa imagen, porque en ella pude ver la búsqueda incesante que tenemos por la unificación. Me sentí feliz de poder compartir con un grupo de amantes de la literatura donde por un fín de semana derribamos nuestras diferencias y simplemente somos y dejamos ser a los demás. Aunque tomé muchas fotografías se me escaparon las más importantes:

El abrazo que le di a mi amiga Claudia en medio de un ataque de llanto
Un hombre mayor que se lanzó sobre los brazos de otro hombre y lo abrazó con los ojos llenos de lágrimas profundamente conmovido por su declamación.
Las flores que me dieron de repente para homenajearme por algo que aún no termino de comprender.

Indudablemente éste experimento me llevó de excursión por la diversidad de la humanidad, somos distintos, estamos mutando cada segundo de nuestras vidas, los que creemos ser hoy, ya no somos mañana, cada uno de nosotros esta librando una ardua batalla y aunque a veces nos parece que ganamos y otras que los demás la ganaron, la verdad es que siempre ganamos porque siempre aprendemos.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Felicitaciones por haberlo intentado y por las experiencias ganadas.
El párrafo final me encantó.
"Keep working on love" (me suena más bonito en inglés) decía Juan Salvador Gaviota.
Abrazos positivos, Mirta
Anónimo ha dicho que…
QUÈ EXPERIENCIAS TAN ENRRIQUECEDORAS !!C'la vie!!!
Anónimo ha dicho que…
luz tu que vas regalando
destellos de dia en dia
tus rayos de poesia
a todos van cautivando
tus letras nos van llegando
cual motas de suavidad
dandonos la claridad,
de todo tu potencial
tu verso que ha de alumbrar
por siempre la eternidad

Radame Gato.
Anónimo ha dicho que…
Luni,
Soy Armando es muy bello lo que dices que siempre ganamos cuando experimentamos y de cualquier modo ganamos. Un enorme abrazo

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

PILOTOS Y COPILOTOS DEL AMOR

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.