AGRADECIMIENTOS.

Mi intención hoy va porque puedan conquistar la felicidad en la cotidianidad, que  consigan la suficiente magia para lograr convertir el metal del dolor en el más precioso oro del conocimiento y si pueden ser felices en el transcurso de ese proceso alquímico tanto mejor.

Cuando más oscuro está, no siempre es porque amanecerá pronto, a veces la oscuridad, como en los países nórdicos, dura más tiempo del que quisiéramos, y para enfrentar la oscuridad no hay nada como el agradecimiento.

 Mi lista anual de agradecimientos va así: gracias a:

A mis hijos Jessica y Thomas por poblar mi pequeño universo con esos nietos maravillosos de los que disfruto en este momento.

A Valentín Álvarez-campo por convencerme que podía actuar mi obra, por dirigirme y por ser esa persona nutritiva y amorosa que siempre esta recibiéndome con los brazos abiertos.

Al teatro Havana Fama por darme la oportunidad de estrenar mi monólogo en su sala

Al teatro Artspoken por confiarme su sala para que lo siguiera presentando

A Fredy Lopera por mostrar mi obra en Colombia y por amarme tanto como sé que lo hace.

A mi exesposo por abrirme las puertas a nuevas experiencias.

A Yenilen Mola por rescatar a la poeta perdida en mí y por subirme a su escenario una vez al mes durante este año.

A Yoshvani Medina por su infinita generosidad y por la calidez con que siempre me recibe en su teatro.

A Marisol Correa, por generarme ingresos, por darme su afecto y estar pendiente de mí  escuchándome entre función y función cuando lo he necesitado.

A mis lectores que engrosan la lista de visitas en el blog y que gracias a ellos eso esta repercutiendo en mi futuro literario.

A Carlos Mayorga por escucharme sin emitir juicios de valor y por el tiempo que me regala en medio de su apretada agenda.

A Marie Luise Freedeman por siempre acompañarme en mis eventos, por leer mis artículos, y escuchar mi poesía a pesar de que el español no es su primera ni su segunda lengua.

A Clemencia Huertas por su hospitalidad, su infinita generosidad y por la complicidad en el abuelazgo.

A Jhonny Santacruz por alimentarme literariamente y por ser mi mejor maestro de literatura.

A mi familia de Orlando porque siempre siento su brazo apoyándome firme y por ese amor que me tienen

A Felipe Alejandro Lora porque siempre, absolutamente siempre leerme, retroalimentarme y hacer su mejor rol de amigo en la distancia.

A María Cecilia Arango por leerme y por hacer de efecto multiplicador compartiendo mis artículos con sus amistades.

A mi exsuegra y toda la familia de mi exesposo por hacerme sentir parte de su familia, incluso cuando ya no hay motivos legales para serlo.

A Claudia Lema por su compañía evolutiva.

A Eunice Morales por su generosidad sin limites tanto conmigo como con mi hija y mis nietos.

A Helen Duque por ser la mejor bar tender cibernética y por esa memoria solidaria que ha tenido siempre conmigo.
Al bar “Gallus Mamandis” que me ha regalado nuevos contactos en Facebook, nuevos lectores y muchas amigas con quienes tengo una química amistosa exquisita.

A mi prima Paola y su esposo Carlos, por su hospitalidad cuando estuve en Colombia

A mis compinches literarios Jorge Gallego, Dora Piedrahita y Clemencia Huertas por acompañarme en mis eventos.

A Melissa Cobo por saber ser tan buena amiga de mi hija.

A los amigos que se fueron por lo que me dieron y me dejaron.

Finalmente y no menos importante, gracias con disculpas incluidas a quienes se me hayan escapado de esta lista, no significa que no les esté agradecida, sino que tengo tanto y a tantos que agradecer que mi memoria se queda corta.

Comentarios

Natalia Lema ha dicho que…
Y Gracias a tí por abrir tu corazón ante tantos lectores que viven tus historias y aprenden a tu lado.
Carlos Dario Madrigal ha dicho que…
Gracias mujer por enseñarme una vez más el elevado arte del agradecimiento...
Carlos Dario
Anónimo ha dicho que…
A ti, muchas gracias Lulu por estar dispuesta a abrir tu corazón, gracias por compartir a través de tus escritos, gracias por estar en mi vida.
Con todo mi amor,
Clemencia Huertas
Anónimo ha dicho que…
Gracias a ti, Luz de mis luces, por hacerme sentir un hombre util, por darme fuerzas para seguir adelante cuando todo se complica, por recordarme que la vida es hermosa y que lo unico que en ella se obtiene sin sacrificios es el fracaso.
Eres mi amiga. Idolo y ejemplo. Y yo no se como agradecertelo, como devolvertelo, como multiplicartelo. Solo se que desde que tu existes, mi vida tiene mas luz. Tu Yoshvani Medina.
Flaco ha dicho que…
Las gracias te las doy a ti por volver a aparecer en mi vida, y por saber que de alguna manera tengo aunque sea un pedacito de ese gran corazón.

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.