NO SERÉ RICA PERO TENGO EMPLEADA.

Esta semana ha capturado la atención la fotografía de las mujeres poderosas de la ciudad de Cali en Colombia, en donde aparecen dos mujeres negras con sus vestidos de empleadas domésticas y sus respectivas bandejas posando detrás de ellas, se las ha acusado de usar como artefacto decorativo a estas mujeres o como símbolo de poder, aunque todos sabemos que en Colombia tener empleada doméstica no es símbolo de poder, porque hasta familias de escasos recursos las tienen.

Hay quienes ven en esto algo inocente y les parece una exageración las protestas por la foto, incluso el mismo fotógrafo de la revista española Hola a quien se le atribuyen una cantidad de fotos famosas, asegura que fue algo casual, nada deliberado, y que lo hicieron porque las mujeres son muy queridas por sus empleadoras, aunque no lo suficiente para hacerles quitar el uniforme, dejarlas descargar las bandejas y sentarlas a su lado a posar para la foto si es que el afecto es tan grande.

A mí personalmente si me parece que la foto no sólo consiguió su toque clasista, sino que es de mal gusto, como diríamos en Colombia “mañé” y que la presencia de las mujeres no era necesaria para la foto, y si lo que se pretendía era mostrar la sencillez de los personajes, el montaje de la foto pudo ser otro, porque el resultado fue completamente opuesto. Una foto para una revista internacional, no es una foto como la que uno toma con una cámara casera, en donde se nos pasan detalles y uno después mira la fotografía jocosamente percatándose de que casualmente quedó el perro detrás, la gata o el sombrero del vecino, como lo quiere hacer lucir ahora el fotógrafo, una foto de esa magnitud es pensada, retocada y sobre todo es considerada por su productividad económica al fin y al cabo el negocio de la revista es capturar la atención para vender más ejemplares. Hay que ver que para los españoles es un lujo tener empleadas domésticas, por los altos costos que implica tenerlas, por lo que para mi la presencia de las mujeres si tiene una connotación  de poder.

El hecho de que sean negras o blancas no viene al caso, es la posición desventajosa que se le ha dado a este empleo en Colombia (aunque no es muy distinto en otras partes) donde además las empleadas domésticas tienen que usar uniforme, no pueden usar la piscina de la casa, ni el sauna, ni comer en la mesa del comedor con los dueños de casa. Quizá por eso protestamos, porque conocemos el fondo y el contexto en que se mueve esta ocupación en nuestros países, el color no se discute, en Estados Unidos, las latinas hemos sido las empleadas domésticas de los negros, porque el poder en estos tiempos no tiene color, o sino que lo diga el presidente Obama.

Esto me recuerda una visita que hicimos mi madre y yo a una encumbrada familia del Valle del Cauca y tenían una empleada blanca de unos 30 años y además muy bella físicamente, mi madre le dijo a la dueña de casa que su empleada tenía mejor presencia que ella, lo hizo en broma, pero la broma no le hizo ninguna gracia a nuestra anfitriona, quien le respondió que la diferencia era que ella no tenía que usar ese uniforme, en respuesta mi madre afiló su lengua para responderle que posiblemente esa era la única diferencia entre ellas, si teníamos en cuenta que la empleada tenía muy buen nivel cultural. Al día siguiente la mujer ya no trabajaba más allí.

Yo si le doy el benefico de la duda a que concientemente no había una mala intención de ninguna de las partes al tomar la foto, ese es uno de los precios que pagamos por algunas cosas en la vida, la inconsciencia es tan grande que nuestras acciones terminan delatando la falsa humildad que pregonamos cuando esta, es sólo un accesorio más para ganar simpatía en algunos ámbitos sociales.

La foto ya hizo lo que tenía que hacer y parte de lo que ha hecho es abrirnos los ojos a la manera como seguimos clasificando a las personas por su ocupación y como no conformes con eso, las caracterizamos para que socialmente sea más destacada la jerarquía y el poder y no felices con eso, lo hagamos público, quizá porque el auténtico poder no se puede exhibir, y porque seguimos pactando con falsos conceptos de esa palabra.


la foto de la polémica.

Comentarios

Patricia Maradei ha dicho que…
Hola querida Luz Dary!.
No nos digamos mentiras: Tener una "negra" en la casa uniformada y todo, que haga el aseo SI es considerado en esta ciudad y en muchas más, símbolo de cierto status y especialmente para esas personas de la susodicha fotografía. Aclaro: estoy hablando de la gente dormida, sin conciencia que aun ve diferencias entre unos y otros, y tu sabes perfectamente que la "empleada" del servicio doméstico (que además es la persona que cuida a la mayoría de los niños incluso los recién nacidos y deberían ser consideradas lo más valioso por hacer el trabajo maternal que hacen mientras sus madres trabajan), no son invitadas a sentarse a la mesa y tienen un espacio "reservado" pero en la parte de atrás de la casa. Un cuartico donde apenas cabe una cama. Cuando la patrona la llama, debe acudir corriendo a ver que necesita la “seño”.
Personalmente, la señora que hace los quehaceres domésticos dos veces a la semana en mi casa, se sienta conmigo los dos días a almorzar y compartimos con gran deleite la comida que ella amorosamente prepara.
Esto es parte de la herencia que nos dejaron los españoles. Si señor: Es una costumbre española tener esclavos que hagan las tareas más difíciles. Entonces: De qué se asustan? Por qué se escandalizan? Acaso ellos, los españoles, no rinden pleitesía a sus AMOS (los "reyes")?, no los sostienen e hincan sus rodillas ante sus “presencias? ... y qué tienen los "reyes"? pues... Esclavos!. Asi que "hagámonos pasito" como decimos en Colombia, que esta y muchas más costumbres son su pura herencia... claro ellos las heredaron de otros... o que hacen todos los ingleses? Ser esclavos de LOS REYES, pero creerse reyes!!. Ellos trabajan fuertemente para sostener la monarquía anunaki de la cual están presos!.
Todo hace parte de “el sistema”, en el cual está inmersa la colectividad humana, que ha olvidado quienes realmente somos, mientras se dobla la rodilla ante quienes tienen poder externo!. Cuestión de tiempo que esta inconciencia llegue a su fin!. Abrazos – Patricia Maradei.
Carlos Dario Madrigal ha dicho que…
Estoy de acuerdo con Patricia de que tener una "muchacha" es una herencia necesaria...pero de verdad que la foto si esta bien "mañe"!!!...puf!!
XeRvAnTeX ha dicho que…
Que lástima que aún se ilustre el racismo y aún más se trate de comjugar el poder con la explotación de género, es la clase de manifestación que se aprecia en las calles cuando el status lo da la "pinta" cuando se pretende que cualquier mal vestido es un ladrón y acá en Colombia los peores delincuentes son los que visten de traje y a la moda y en su séquito figuran también mal y bien vestidos.
Anónimo ha dicho que…
Uy, no estoy nada de acuerdo en meter en la casa a otra mujer que haga las labores que a una le corresponden. Lo que mi hombre y mi hogar necesitan, lo hago yo.... Porque como dicen por ahi: el diablo es puerco. Luego la dejan a una viendo un chispero!
Besos,
Vilma

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

PILOTOS Y COPILOTOS DEL AMOR

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.