LOS FRUTOS DE LA CREATIVIDAD.

Me pregunto que pasara con los niños de hoy en día que no tienen la posibilidad de fantasear, desear y esperar todo un año para que Papá Noel les traiga ese juguete tan deseado, en que momento les arrebatamos a los niños el placer de la postergación y la expectativa por el juguete tan ansiado, que pienso formaba parte del juego y era lo que hacia que cuando lo teníamos en las manos lo disfrutáramos intensamente y nos peleáramos con los amigos que querían que se los prestáramos, estrenamos el egoísmo con aquellos juguetes largamente deseados.

Los niños de ahora están sobre estimulados, nosotros necesitábamos una caja de juguetes, los niños de ahora necesitan una habitación para guardar los juguetes. Pienso que los juguetes son la conciencia de los padres, ellos pagan de esa forma la atención y el cuidado que no son capaces de ofrecerle a sus hijos, bien sea porque no pueden ya que están ocupados trabajando, o porque no quieren porque en su tiempo libre están pegados del celular del momento y de la computadora, de esa forma los juguetes son esos artefactos que liberan a los padres de tener que interactuar con sus hijos, entre mas juguetes tengan menos responsables se sienten de la educación y del entretenimiento de sus hijos.

Estoy agradecida por poder impactar en la vida de mis nietos, porque pese a que mi nieta esta sobre estimulada, yo estoy ahí para rescatarla del hastío que los juguetes le producen, cuando la saco al patio de su casa, todo un festín se tiende a sus pies, ella explora los insectos con una curiosidad que me produce envidia, y persigue las lagartijas descubriendo cada día algo nuevo en ellas, lo hace desprovista de todo temor, ella no teme a ningún animal, ni siquiera al gato que vive merodeando su casa y que tantas palizas le ha dado, a veces cuando el gato la ha atacado, ella llora no por el dolor que le producen las heridas que el le ha propiciado, sino porque no comprende como su amigo el gato puede atacarla, entonces se queda perdida en sus pensamientos y me pregunta en su peculiar idioma porque le gato le ha pegado.

Las hojas secas de los árboles se tienden en el piso como una alfombra y ella disfruta intensamente el sonido que emiten cuando son quebradas por sus pasos, su capacidad para divertirse en contacto con la naturaleza es ilimitado, que sería de nosotros si fuéramos capaces de hacer lo mismo? Es posible que necesitáramos menos cosas y trabajáramos menos.

La semana pasada apareció una rata enorme colgada de su hocico en las cuerdas de la luz, seguramente electrocutada, esa mañana cuando salimos al patio nos esperaba esa escena, y mi nieta armó una historia que incluía los supuestos gritos que la rata emitió antes de morir, su historia aunque no era perfectamente audible, era comprensible por todos, su día giró alrededor de esa historia, incluso cuando alguien llamaba por teléfono, ella pedía que la pusiéramos en el teléfono para contar la historia de la rata que gritó antes de quedar colgada allí.



Mi imaginación vuela cuando la veo haciendo gala de su creatividad en un patio que puede resultar aburrido para otros, pero que para ella no sólo es el lugar por donde puede correr con libertad, sino que es el encuentro con su vitalidad y con mil experiencias que ella es capaz de convertir en el más exquisito juego, allí ella es cuentera, domadora de gatos, investigadora de insectos, cazadora visual de lagartijas, recolectora de flores, recolectora de caracoles, observadora de la tierra, y cantante, muchas posibles profesiones que ella está entrenando mientras juega con la abuelita. Entonces pienso que todo eso no tiene precio que, como dice el comercial, para todo lo demás, están el Ipod, el xbox y todos los castradores de la creatividad.




Comentarios

Alejandro Hernández ha dicho que…
Los niños siempre tan llenos de esperanza, a veces creo que se debería aprender de los niños y no ellos de nosotros. Para mí cuando niño el mundo perdió su encanto cuando me dijeron que me iba a tener algún día que enfermar y morír. Y aquí hago la mención de lo que dijo Luis Ernesto Valencia el Gigoló de los dioses (QEPD) "¿Y entonces los superhéroes no existen? - No - Pero no me digas que Dios tampoco existe porque yo a Dios si que no me lo pierdo... "

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.