QUERIDO EGO

Querido ego:

Todo el mundo habla mal de ti, las opiniones están repartidas, algunos tienen como meta aniquilarte por completo, otros se conformarían con hacer negociaciones en donde ambas partes salgan beneficiados, otros quieren asumir el reto de conquistarte, otros tantos piensan que eres como una especie de bestia que no hay que dejar morir de hambre, pero tampoco hay que sobre alimentarla. Yo creo que estoy en el último grupo, te reconozco cada vez que haces aparición demandando atención y pidiendo que todos tus deseos sean satisfechos, también te identifico cuando luces tu disfraz de falsa madurez y dices que no te afecta lo que está pasando, para luego refugiarte en los latidos de mi corazón que hacen gritar todo mi cuerpo; y que puedo escuchar como un tambor gimiendo la melodía de las carencias porque no obtuviste tu premio.

Te detecto cuando me convences de que algún tipo de servicio es un acto de amor  altruista para luego verte hambriento exigir ser alimentado con reconocimiento. Te detecto en el temor que me producen los aplausos y en tu interferencia para que no los disfrute, porque me convences que es ególatra hacerlo.

Mientras más bien te escondes más evidente es para mí tu presencia, por eso cuando en estos días alguien me dijo que yo era egocéntrica y pretenciosa, me sentí envidiosa de la comunicación que tienen ustedes los egos, se comunican tan perfectamente de ego a ego y se lanzan acusaciones definiéndonos a los portadores de ustedes, como si eso fuera lo único que somos.

Pero no nos digamos mentiras ¿a quien no le gusta que lo aprueben? Nuestros actos diarios están dirigidos a recopilar la mayor cantidad de aprobación, es por eso que aniquilarte querido ego es una forma de suicidio que no reconocemos porque es que la idea de aniquilarte es tuya, para lucir más espiritual y mejor que los demás, porque sabes perfectamente que aniquilarte es morir nosotros y que mientras exista en nosotros la idea de matarte esa idea misma te mantiene vivo, te mantiene en el poder, esa es tu más hábil estrategia, que aunque la conocemos no sabemos como desarticularla.

Dicen que la mente es la loca de la casa, yo diría que lo es porque está gobernada por el loco de la casa que eres tú, querido ego.


Comentarios

Alejandro Hernández ha dicho que…
El ego es el sol de cada cual, a veces ese sol quema a otros, y a veces es tan débil que no calienta nada, pero apagarse ¡jamás! Un cordial Saludo Lumediana y gracias por estar allí demostrandonos a cada momento por qué vale vivir
Carlos Dario Madrigal ha dicho que…
Waoo..que profunda e interesante perspectiva has dado sobre el ego...si, es muy interesante como a veces queremos dominar el ego y lo que hacemos es darle alimento, je,je. Es dificil manejarlo pero creo que si uno se analiza usando el corazón y la perspectiva es mas facil dominarlo. Que bueno que trataste este tema pues es de mucha actualidad. Gracias por este bello post...estuvo muy profundo y nos enseña a autoanalizarnos.
Pececito
Anónimo ha dicho que…
me gustaaaaa mucho, el fotografo

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.