YO TAMBIÉN QUIERO UN ORGASMO DE VERDAD.


Yo también tengo un sueño, que un día la gente comprenda que la institución de la pareja como está estipulada socialmente le es muy conveniente a muchos menos a la pareja. Y es que mientras más parejas conozco y más estoy en pareja más convencida sigo estando que hay un eslabón perdido al respecto, que no hemos encontrado, pero que muchos intuimos, y que quienes lo han encontrado se lo guardan porque no es conveniente, ya que la libertad siempre nos será dada a cuenta gotas si no nos atrevemos a conquistarla por nosotros mismos.

Y es que ahora que estoy sin pareja he tenido encuentros con el sexo opuesto que resultan más que desalentadores aterradores, la mayoría de los hombres piensan que una mujer sin pareja necesita un hombre en la cama, que le haga mantenimiento (en palabras de ellos) se les olvida que tenemos la opción de la masturbación, de la exploración con alguien de nuestro mismo sexo o con algunas de las opciones marginadas por la sociedad pero que están dentro de las posibilidades como gays, travestis, transexuales etc. Para la información de muchos machos, las mujeres solas, no estamos hambrientas de sexo, sólo tenemos más opciones para elegir en el variado menú, es similar a la comida, cuando no cocinamos en casa, no quiere decir que por eso comeremos en el primer restaurante que hay a la mano, tenemos una enorme variedad para elegir.

Y es que en estos días mi amiga Penélope, quien es una joven y brillante ejecutiva soltera  que está buscando en el mercado un buen postor para compartir sus sueños y su cuerpo, me contaba de sus experiencias en las que los hombres siempre quieren terminar no sólo en la cama, sino dentro de ella, aunque la experiencia no lo amerite; y aunque ella está abierta a compartir su cuerpo con un hombre, pues también quiere seguir sus propias reglas que no son más que explorar un poco de sexo y de variantes antes de llegar a la penetración, pero un tipo con quien salió le pidió a los escasos 15 minutos de juego erótico (¿Porqué no me sorprende?) que lo dejara penetrarla, ante su negativa su respuesta no se hizo esperar dijo que ella tenía su propio plan para satisfacerse y que lo había usado, yo le hubiera dicho que mejor se dedicara a dictar cursos sobre técnicas de coerción sexual ya que su tiempo invertido en ser un buen amante estaba siendo desperdiciado.



Durante la conversación con mi amiga, ella lucía un poco desconcertada con la urgencia que presentan los hombres por encontrar un orificio para introducir su pene y “terminar” porque de lo contrario quedan “iniciados”, me decía ella que siempre que sale con un tipo ella se siente muy incómoda, porque ella quiere seguir y explorar, pero dadas las circunstancias ella siente que ya no tiene opción, que es ceder a algo que ella no quiere que se de esa forma tan relámpago, o que nadie quiera tener intimidad con ella. Como Penélope está todavía muy joven ella venía a pedirme mi opinión, porque incluso llegó a pensar que había algo malo en ella por no ceder a las peticiones de los pretendientes, ya que el último con quien salió terminó diciéndole ante su negativa “claro para las mujeres todo es más fácil, ni se cansan, sólo quieren recibir” lamentablemente no puedo ser de mucha ayuda en estos casos, y dudo que alguien lo sea, porque como dijo una lectora mía en estos días, la humanidad lleva miles de años tratando de solucionar este conflicto entre la urgencia que el hombre tiene por eyacular y la necesidad que tiene la mujer de que el hombre no tenga esa urgencia y simplemente juegue con nosotros ante de obtener su “premio”. Lo único que se me ocurrió decirle a manera jocosa es que podría comprarse una de esas vaginas de plástico para que cuando el sujeto lo pida pues que termine ahí, al fin y al cabo y dada la prisa que tienen el lugar donde terminen no parece ser muy relevante.

Como este tema no tiene solución, no al menos una que deje satisfecha a las dos partes, los dejo con estas estadísticas del Dr. Español Jesús Ramos y que publicó en el 2002 sobre la masturbación femenina, advierto a las lectoras que es fascinante y al lector que es alarmante “es sabido que más del 84% de las mujeres solteras, casadas, viudas o separadas practican cotidianamente la autoestimulación. Más aún, según lo señalado por el autor, también te habrías enterado que en toda tu vida, cerca del 90% de tus orgasmos los habrás obtenido por ese medio y sólo un escaso 10% por participación de tu pareja.

¿Da para pensar verdad?


Comentarios

Alejandro Hernández ha dicho que…
Yo soy el 100% y no necesito de media naranja, soy completo/a y mi imperio es mi cuerpo, sobre el que solo yo mando y al que nadie podrá aspirar...ahora resulta que el amor es el arma y el objetivo es el sexo y no hay nada que hacer salvo perpetrar el amor clandestino que nos enseñaron Romeo y Julieta hasta que el fin sea.
Ricardo Tribin ha dicho que…
Por Facebook me entere de su blog. Felicitaciones!!!

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.