LA INCONDICIONALIDAD DEL AMOR MATERNO.

La fraternidad es un estado de consciencia, en el que todos nuestros temores, sentido de separatividad y odios dejan de existir.

(Torkom Saraydarian)

Fui hija única, por lo que nunca tuve que combatir con nadie por el amor de mis padres, fui la favorita quizá porque no había más opción, aunque mi madre simplemente venía bien equipada para ser un buen modelo materno, ella me ha brindado el amor más incondicional que jamás le he visto entregar a otra, siempre me ha tendido la mano sin cuestionar si esa mano me la puede dar otra persona, o si lo que está haciendo por mi es algo que yo misma puedo hacer, es como si su única misión en la tierra fuera darme amor representado en actos de bondad y servicio sin cuestionamiento alguno. Nunca la vi enfrentada a la difícil decisión de si lo que hacía por mi era saludable o no, ella solamente ha respondido a mis necesidades haciéndome sentir segura de por lo menos un amor en la vida, el de ella.
Uno de los regalos más hermosos, sino el más, me lo dio cuando yo tenía 17 años, yo era una adolescente irreverente que no tenía que acudir a la rebeldía porque mi madre siempre respetó mi derecho a la diferencia, estaba enfrentada a una diferencia visible desde mi nacimiento porque tenía un cuerpo distinto al de todas las demás chicas, y mientras todos los que me rodeaban desde mi medico ortopédico, mi familia materna y paterna hasta mis maestros y mi entorno social me trataban como a una persona limitada físicamente que no podía practicar deportes, mi madre respondió con un “SI” rotundo a lo que para todos era una la loca petición de unos patines y una inscripción en la liga departamental de patinaje.

Todavía recuerdo el palpitar de mi corazón cuando tuve los patines en mis manos, que me parecían más grandes que yo misma, recuerdo haber enfrentado la certeza que tenían los demás acerca de mis limitaciones y a la vez la certeza absoluta de que los limites están en la mente; y que quien me llamaba al patinaje no era mi cuerpo sino mi alma infinita demostrándome que no hay limites más que en la mente de quien les da vida.

Yo misma dudé muchas veces de que podría hacer que mi cuerpo rodara sobre aquellas ocho ruedas, no obstante podía sentir la fe de mi madre, como la mía propia, y me lancé al precipicio del temor y a la batalla entre la mente limitada y el espíritu ilimitado. Y conquisté mis temores, no sólo aprendí a patinar perfectamente, sino que me convertí en una celebridad junto con mi amigo Jader. Conformamos un dúo que conseguía reunir buen público en el patinódromo de la ciudad cada fin de semana y éramos aplaudidos por nuestra acrobacia sobre ruedas. Ignoro lo que significaban aquellos aplausos para Jader para mí no eran aprobación social o reconocimiento público, fueron mi primera prueba de que quien patinaba no era mi cuerpo, sino mi espíritu.

Considero que mi madre ha sido un personaje muy nutritivo en mi vida y ha sido el mejor modelo a imitar para hacer mi propia practica de ese rol, su inspiradora manera de hacerme sentir segura en situaciones en que el mundo me mostraba una imagen peligrosa del mismo, siempre me ha nutrido y me ha llenado de valor.

Mi interacción con ella ha ejercido en mi una poderosa comprensión de los verdaderos patrimonios que poseemos en la vida, algunas cosas se nos dan con una facilidad asombrosa mientras otras cosas exigen ser ganadas tras arduas luchas internas. Por eso cada vez que me tropiezo con aquellas cosas que no se me han dado con facilidad recuerdo la inmensa ganancia que es para mi gozar de una madre como la que tengo.

Cuando me encuentro con personas que tienen relaciones difíciles con sus madres, me gusta exhortarlas a que consideren esta relación como una oportunidad más que como un castigo, estas relaciones “tortuosas” son como las mareas altas, cuando llegan a la playa parece que amenazan todo, que vienen con todo su ímpetu a arruinarlo todo, pero una vez que la marea baja nos damos cuenta que ha esculpido la playa cambiándole el aspecto, a veces deja muchos residuos de algas cubriendo la playa, y esa es la manera como el mar se limpia a si mismo. Es muy similar con esas relaciones caóticas que a veces se tienen con las madres, si les dejamos ser ellas mismas sin juzgar su conducta y si nos revestimos de suficiente comprensión respecto a su rol en nuestras vidas nos damos cuenta que al igual que una marea alta, nos esculpen, nos convierten en seres humanos fuertes, y que en esa interacción también tenemos la oportunidad de recoger los escombros que ellas necesitan sacar fuera para limpiarse a si mismas.

Hoy quiero ofrecerle un tributo a mi madre con este artículo, por haber sido la mejor madre que pude haber tenido, pero también quiero rendirle tributo a aquellas madres a quienes se les dificulta amar a sus hijos, y recordarles que nuestros más oscuros rincones también son un patrimonio, depende de nosotros y de nuestra creatividad que hacemos con ellos y en que los convertimos. Siempre tenemos la oportunidad de enloquecer en la oscuridad, o de bailar en ella mientras desarrollamos nuestros más sutiles sentidos.

Comentarios

Jessica Moore ha dicho que…
MAMITA... AUNQUE NO TODAS LAS MADRES REALIZAN SU LABOR CON ENTREGA ABSOLUTA Y DEDICACION A LA CRIANZA DE SUS HIJOS YO PUEDO ANADIR A ESTE ARTICULO QUE YO CORRO CON LA MISMA SUERTE QUE TU... DIOS ME HA REGALADO UNA MADRE UNICA, LLENA DE AMOR, DEDICACION Y BUENAS LECCIONES PARA MI VIDA, QUE HA ESTADO A MI LADO INCONDICIONALMENTE... EL MEJOR EJEMPLO QUE ME HAS BRINDADO EN VIDA ES COMO DESEMPENARME COMO MADRE Y AHORA QUE ACABO DE EMPRENDER MI VIAJE DE VIDA COMO MADRE ESPERO PODER SEGUIR TUS PASOS Y QUE MIS HUJOS CORRAN CON MI MISMAS SUERTE!! TE AMO CON TODO MI CORAZON!!
Jessica Moore ha dicho que…
MAMITA... AUNQUE NO TODAS LAS MADRES REALIZAN SU LABOR CON ENTREGA ABSOLUTA Y DEDICACION A LA CRIANZA DE SUS HIJOS YO PUEDO ANADIR A ESTE ARTICULO QUE YO CORRO CON LA MISMA SUERTE QUE TU... DIOS ME HA REGALADO UNA MADRE UNICA, LLENA DE AMOR, DEDICACION Y BUENAS LECCIONES PARA MI VIDA, QUE HA ESTADO A MI LADO INCONDICIONALMENTE... EL MEJOR EJEMPLO QUE ME HAS BRINDADO EN VIDA ES COMO DESEMPENARME COMO MADRE Y AHORA QUE ACABO DE EMPRENDER MI VIAJE DE VIDA COMO MADRE ESPERO PODER SEGUIR TUS PASOS Y QUE MIS HUJOS CORRAN CON MI MISMAS SUERTE!! TE AMO CON TODO MI CORAZON!!

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.