DIOS USA PANTALONES DE JEAN

En aquel pueblo se destacaban negativa y jocosamente los bobos, los ciegos, los mudos, los cojos, los inválidos, los tartamudos, los enanos y hasta las prostitutas. Eran un segmento de población del que era mejor reírse que observarlos como reflejo social, también era la misma población sobre la cual se construían muchas "verdades" y era el pueblo quien determinaba que podían o no hacer.

Recuerdo a Alicia y Bautista, eran hermanos y enanos, que vivían en la casa al lado de la nuestra, vivían de las ventas que les producía una tienda pequeñita como ellos, en donde casi nadie llegaba a comprar, por lo que deducía que vivían de puro milagro.

Alicia era extremadamente vanidosa y su rostro siempre estaba engalanado con una adorable sonrisa, Bautista en cambio era antipático y refunfuñaba por todo. En las mañanas cuando salía a barrer la acera de mi casa, Alicia ya estaba sentada en su diminuto taburete perfectamente vestida y maquillada, a la espera del galán que la rescatara de su soltería. Me gustaba hablar con ella, y a veces invertía buen tiempo en conversaciones con ella. Un día le pregunté como era el hombre de sus sueños, me dijo que no tenía, básicamente porque una mujer como ella no podía tener novio, cuando le pregunté el porqué, me respondió que porque era enana. Recuerdo que le dije "¿y eso qué?" y ella se quedó mirándome como diciendo que estaba muy joven para entenderlo, aunque después dijo que estaba muy joven para hablar así. En lo único que estuvimos de acuerdo era en que el pueblo entero pensaba que una enana no se podía casar. Invertí varios días en investigar si técnicamente una mujer enana podía tener relaciones sexuales y reproducirse, en el pueblo no fue fácil acceder a esa información, por lo que me tocó esperar a cuando viajáramos a Medellín. Fue allí donde averigüe que una enana era una mujer con la misma vitalidad y capacidad de reproducirse e incluso con el mismo apetito sexual que las demás, solo que en miniatura. Feliz con mi hallazgo le llevé algunas revistas que así lo demostraban para inspirarla a que consiguiera novio. Fue cuando me di cuenta que ella se vestía y se maquillaba porque estaba en esa búsqueda, pero que lo que el pueblo creía era más fuerte que sus deseos. Ese día comprendí que Alicita y yo compartíamos la misma suerte, éramos mercancía defectuosa y estábamos a la suerte de nosotras mismas.



Yo estaba destinada a usar solamente vestidos, alguien de la familia había determinado que los pantalones no eran para mi, que una mujer con luxación de cadera no podía usarlos, y yo adoraba los pantalones, sobre todos los de jean, mis amigas del colegio pensaban lo mismo, así, mientras ellas exhibían sus pantalones ajustados yo debía conformarme con mirarlas. Gracias a mis investigaciones sobre Alicia, se me ocurrió pensar que pasaba lo mismo conmigo, es decir que era sólo una creencia no necesariamente la verdad; y yo quería averiguar por mi misma que pasaría si usaba pantalones. Mi madre que siempre fue solidaria conmigo me compró mis primeros pantalones, percibí el miedo al que dirán en ella que yo también tenía. Pero en mi caso era más grande mi curiosidad que mi temor e intuyo que a mi madre la llenaba de valor mi curiosidad. Así fue como comprobé que si podía usar pantalones, pagué un precio muy alto por ese primer par de pantalones, había retado la lógica de mis amigas y fui excluida de su círculo social por irreverente y por atreverme a ridiculizarlas y avergonzarlas. Pero ese rechazo sólo fue la pista de vuelo que me lanzó a la ciudad donde la gente estaba más ocupada de sus cosas para construir verdades impostergables acerca de si una enana se puede o no casar; y si una mujer con luxación de cadera, puede usar pantalones de jean.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Además de que los jeans se te ven super, tu alma se engalana cada vez que desenmascara al ego y es por eso que brillas con Luz propia.

"The point of love is to make us grow, not to make us immediately happy".

Tu admiradora secreta, V
Andres ha dicho que…
Aunque no soy mujer he captado muchas de las enseñanzas que nos dejas a cada uno como ser humano... nada es imposible de lograr, la cuestión es desafiar al mundo que cada ser puede hacer con su vida lo que dicten sus deseos.

Atte
Andres (Colombia)

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

PILOTOS Y COPILOTOS DEL AMOR

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.