PESADILLA EN EL GIMNASIO

Desde octubre del año pasado he librado una ardua batalla con "Lady of America" el gimnasio al que asisto, para que respete y proteja mis derechos como cliente de una de sus franquicias (sheridan y 56 ave en Hollywood Florida) no sólo sin éxito alguno, sino que la oficina principal se ha hecho cómplice del maltrato al que somos sometidas las usuarias de este gimnasio, con el agravante que como tengo un contrato firmado no puedo retirarme del mismo a menos que pague una cuota por retirarme lo que no me parece justo dado que yo he cumplido mi parte del contrato, y ellos no.

La propietaria de la franquicia es una mujer agresiva que nos trata mal verbalmente, que vela sólo por sus intereses aún pasando por encima del bienestar de las clientes. Manipula la rutina de ejercicios prohibiendo a los instructores hacer uso de algunas herramientas propias de todo gimnasio sólo porque teme que podemos lastimarnos y demandar el gimnasio, entra en el salón de aeróbicos y le baja volumen a la música, e interrumpe las clases para que las cosas se hagan a su manera y no de acuerdo a la rutina de la instructora. Además de hacer todo esto, es el tono de voz y el lenguaje que usa, y la manera tan vulgar como se conduce. De nada ha servido que le enviemos cartas o que tratemos de dialogar con ella, el único lenguaje que ella sabe usar es el de la violencia, porque cada vez que las cosas no se hacen a su manera explota en ataques de ira y lanza a la calle al que la contradice.

Cuando reporté todas estas irregularidades a la oficina principal de la franquicia, estaba absolutamente segura que ellos tomarían acción, pero en aquel entonces sólo le hicieron un llamado de atención a la mujer consiguiendo con ello que ella se tornara más agresiva conmigo e indispusiera a todos los instructores del gimnasio quienes se mantienen aprehensivos conmigo. Le di un margen de espera de más de seis meses (lo cual me parece un tiempo razonable) para que el problema se solucionara, pero las cosas no sólo nunca se solucionaron sino que empeoraron. Las bicicletas de la sala de spinning están en mal estado y no han sido reemplazadas con el agravante que las que están dañadas no son reparadas, había sobrecupo en la clase por lo que había que llegar con tiempo para agarrar la mejor bicicleta, de esta manera quienes no tomaban habitualmente las clases terminaban usando las bicicletas en mal estado, poniendo en riesgo su seguridad. Entre otras cosas la sala de spinning no está habilitada para ese tipo de clases y sigue siendo la perrera personal de las propietarias quienes mantienen a sus perros allí durante todo el día, además de que no tiene aire acondicionado pese a que es un reducido espacio cerrado sin ninguna ventilación. Cuando nos hemos quejado de este tipo de irregularidades la respuesta siempre es la misma, si no nos gusta podemos marcharnos lógicamente pagando la penalidad por romper el contrato. Es decir ellos no cumplen con la parte suya del contrato pero quienes debemos pagar las consecuencias somos las usuarias.



La semana pasada le envié una carta a la señora Barbara Dunn en la oficina principal de Lady of America exigiéndole que cancelara mi contrato antes de que tome acción legal, ya que no puedo seguir asistiendo al gimnasio en estas condiciones, la mujer me llamó por teléfono y recitó durante veinte minutos la misma frase como si fuera un robot, que debería pagar mi penalidad por terminar el contrato, lo más que conseguí de ella fue decirme que si yo era la única que me quejaba eso significaba que yo estaba mintiendo, que tenía que probarle que todo eso era cierto llevando más personas que se quejaran de la situación del gimnasio.

Cuando le expliqué que la gente le tenía miedo a la propietaria, y que si ella miraba cifras se daría cuenta que la clase de spinning se había quedado en la última semana prácticamente solitaria, porque ahora sólo vamos la nieta de la propietaria y yo, y que las demás chicas no sólo se habían retirado de la clase sino del gimnasio, ella volvió a recitar la cifra que debo pagar por retirarme.

El abuso a los usuarios con frecuencia (como en este caso) no proviene solamente de los propietarios y de la franquicia, también son participes los instructores que temen denunciar por perder sus empleos, los demás usuarios por temor a la agresividad de la propietaria, y los medios de comunicación que se rehúsan a cubrir este tipo de noticias, que no son aisladas. El abuso en las instituciones donde estamos atados por contratos en Estados Unidos es un común denominador que no se reduce sólo a gimnasios, y que se ha extendido a otras empresas como las de telefonía celular, fija, tarjetas de crédito, bancos, servicios de internet, servicios de luz y agua y hasta en las mismas asociaciones de viviendas comunitarias.

Somos cómplices en menor o mayor grado cada vez que guardamos silencio respecto a las injusticias que vemos, esa es otra manera de inclinar nuestra espalda para que los demás caminen sobre ella.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Que frustación. Por qué no haces un volante y lo repartes en el parqueadero del gimnasio o lo dejas en el parabrisa de los carros. Simplemente cuenta tu versión de los hechos o algo así como: ha notado ud que: las bici tal cosa? la dueña contesta mal? hay moho? los perros dan alergia? Pues no está sólo sino con muchos más que no están de acuerdo en pagar penalidades por terminar un contrato q no les favorece.
Haya no hay una oficina del consumidor? Por qué no tomas fotos disimuladamente para un informe?
Compártele a la competencia el asunto. Busca por internet si hay más personas de otras franquicias en la misma condición. En fin, yo poco tolero estas situaciones y me hago sentir. Aquí hay páginas web y grupos que abierta y públicamente exponen estos atropellos. Y como dice Madam Bombey "cuando nada se hace, nada sucede". Adelante.
Anónimo ha dicho que…
No estás sola, mira lo que encontré y hay cantidades circulando por internet.

Complaint Submission - Lady of America is a scam

The Lady of America all-women gym located in Fort Lauderdale uses fraudulent advertising and pushy tactics to bind women into 3 year, iron-clad contracts on automatic bill-pay with auto renewal memberships. LOA Corporate will not support or assist in anyway. The gym is not worth a day of your money. Never having joined a gym before, I was fed a false agreement to do a month trial which was pre-paid by debit only to find I had been bound into a 3-year contract with auto renewal. Only visiting the LOA gym to "have a look", A trainer offered me a "deal" for a month trial with no obligation to further membership. I signed a contract which at the time and in my presence only illustrated the month payment. I was handed my receipt separately and the contract in an envelope while encouraged to rush home to change for a Pilates class which was about to start. The woman that "signed me up" left the company after about a week 1/2 of my attendance. No one knew why. I attended the gym for the month and felt that the facilities were poor. The gym was a one room activity center with machines on top of class areas which was terrible for noise issues. Several of the machines were frequently out of service. The "trainers" doubled as reps bringing in new members. I had decided to try the month trial due to their low rates and the simple desire to attempt a regular fitness schedule ... I have found numerous complaints about Lady of America from all over the United States which reflect very similar practices of binding women into contracts under false pretenses. These fraudulent practices also branch over into their franchise
agreements. Beware! Lady of America presents itself as a wellness center and is only out for financial gain!
JMO ha dicho que…
ohh Dios!! yo he acabado de hacer un contrato con ese gimnasio!!!,, lo peor es que investigando por internet y he encontrado noticias alarmantes del mismo, (en Puerto Rico tienen demandas, con el departamento de asuntos al consumidor DACO) ahora yo de ingenua, no me habia dado cuenta que la membresía tiene un termino de tres años!! ¿y si me voy de mi país, si no me da la gana de seguir yendo, como voy a cancelar ese "contrato"? me siento defraudada!!

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.