LA VIDA DE LOS RETIRADOS.

En Estados Unidos, para algunos el verdadero sueño americano lo constituye la palabra retiro y lo que la gente supone que significa esa palabra, por eso muchas personas trabajan arduo en horarios desproporcionados, y lo hacen hasta muy avanzada edad, la ambición por retirarse con un buen sueldo mensual permite que esta costumbre sea no solamente la habitual sino que hasta se haya convertido en un ideal a seguir.

Lo que muchos ignoran es que cuando ese momento llega, ese dinero que se ha recaudado para el retiro cumple con la misión de recuperar la salud que se ha perdido a consecuencia del abuso mental, emocional y físico que se ha tenido persiguiendo la meta del retiro. Muchas personas mayores y retiradas se ven en aprietos para conseguir cubrir los copagos de sus medicinas y de los especialistas que necesitan para sobrevivir a todos los malestares que les heredo el estilo de vida que llevaron durante la juventud en aras de incrementar sus ingresos, en ese proceso vendieron su calidad de vida por obtener nivel de vida.

Y es curioso que muchas personas consiguen un nivel de vida alto que de igual forma nunca disfrutan porque nunca están en casa para disfrutar de la piscina que tienen, de la vista que tienen desde su balcón, que andan a tanta prisa de un trabajo a otro que tampoco disfrutan del último modelo de auto que conducen, se conforman con los aplausos de la sociedad, con la envidia del vecino o con la competitividad familiar por quien tiene más, pagando así un precio demasiado alto por ese nivel de vida y por esa aprobación social.

En ese proceso se pierden de apropiarse de la educación de sus hijos, de aprender a vivir mejor con ellos mismos, de aprender a ver la soledad como un recurso invaluable de crecimiento personal y no como un estado de aislamiento al que son confinados. Nunca terminaría de enumerar la infinidad de beneficios que nos aporta en términos de salud mental, emocional, espiritual y física una buena calidad de vida. Y no se trata de aceptar la pobreza como el camino para obtener esta calidad vida, pero si de pactar con un punto de equilibrio y comprender que la vida no se puede postergar, que lo más importante que nos puede pasar nos esta pasando en éste momento, que vivir un mientras tanto eterno, es la manera como nos embalsamamos en vida. Podemos vivir la vida que imaginamos tener durante el retiro ahora mismo, alterando un poco nuestro orden de prioridades quizá teniendo menos a cambio de viajar más, trabajando menos tiempo a cambio de ir a la playa con los hijos, la abundancia también esta representada en el uso del tiempo, el cual es un lujo que difícilmente el dinero puede comprar. Éste es un país maravilloso que nos ofrece múltiples posibilidades de divertirnos sin mucho dinero, los espectáculos culturales están ahora al alcance de todos los bolsillos, es cuestión de estar informados, múltiples organizaciones de hispanos y de anglosajones están abiertas a la comunidad con infinidad de actividades donde podemos tener muchos y gratos momentos de esparcimiento.

Me llama la atención que el diccionario tiene como sinónimos de la palabra retiro: descartado, enterrarse en vida, aislado, meterse en su concha. Quizá por eso muchas personas después de retirarse sienten de alguna manera que su fecha de vencimiento esta próxima, da mucho que pensar que los sinónimos de esta palabra no sean palabras asociadas con una excelente calidad y nivel de vida que es el paquete completo al que todos aspiran cuando llegue el retiro; y que es por lo que tan arduo se trabaja en edad temprana. Quizá debamos replantear si el retiro es esa promesa de vivir mejor que nos vendieron, o si podemos empezar a vivir ahora mismo como pensionados y retirarnos realmente el día que nuestra alma decida emprender su retorno a casa.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Todo es muy cierto pero tambièn depende de la actitud frente al trabajo,frente al dinero y frente a la vida en sì misma.Las prioridades que se manejen en el transcurso de la vida laboral marcaran la vida de retiro independientemente del dinero que se tenga para el retiro,"calidad de vida"conlleva conocer el propòsito de nuestro paso por el mundo .
Anónimo ha dicho que…
"Que buen artículo. Me hizo recordar la ocasión en que le preguntaron al Dalai Lama: Qué le sorprende de la humanidad ? Y él respondió:

"Los hombres... porque pierden la salud para ganar dinero, después pierden el dinero para recuperar la salud.... y por pensar ansiosamente en el futuro no disfrutan el presente, por lo que no viven ni el presente ni el futuro... y viven como si no tuviesen que morir, y mueren como si no hubieran vivido"

Por eso, que vivan "jubilados jubilosos" que se retiran con dignidad. Ellos si saben disfrutar de la vejez como una nueva y maravillosa etapa en la que aumenta la sabiduría y el amor... y viven ajenos a la tristeza y al desánimo.
FElipe A Lora
Anónimo ha dicho que…
"Amiga la verdad siempre me gustan tus artículos, pero este es 1A, es una gran realidad son muchas las personas que aun aquí en nuestro país viven así y al final para qué?
Solo estrés, odios, rencores y prefieren morirse de un infarto o de un derrame por que la cuenta del banco no es exacta, ay Dios la Vida… y fuera de todo pregonan SER modelos de "VIDA". Un fuerte abrazo.
Grupo gerontologico

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.