SIN GÉNERO SEXUAL

Mientras leía un libro tomando el sol en la playa nudista, un hombre joven que pasaba insistentemente por la orilla del mar con un pantalón de baño puesto, se acercó a mí, según él, después de tratar de capturar mi atención, sin éxito, porque estaba demasiado concentrada en mi lectura. Me preguntó como conseguía estar desnuda con tanto desparpajo, y me hizo un prolongado interrogatorio acerca del nudismo, me sorprendió que alguien que en apariencia tenía tantos prejuicios con el tema estuviera allí, pero sació mi curiosidad antes de que se lo preguntara cuando me dijo que llevaba dos días visitando la playa y tratando de desnudarse sin conseguirlo, y que el motivo era que apenas si tenía pene.

Le dije que el tamaño del pene no era algo tan importante para las mujeres si de algo le servía saberlo, pero el insistía en que no estaba entendiendo a que se refería, después de mucho filosofar respecto a tamaños de penes, desempeños y roles sexuales, terminó contándome como el tamaño de su pene había influido según él pensaba, en su identidad sexual. En un principio él estaba seguro de que le atraían las mujeres, hasta que en uno de sus primeros encuentros sexuales una mujer lo rechazó por el tamaño de su pene. Entonces decidió que quería probar suerte como homosexual, pero como quería ser un gay activo también fue rechazado por el mismo motivo, asi que en ése momento no estaba muy seguro de lo que realmente quería, y sentía la necesidad de exhibir su pene como era, para retar al mundo y aprender de esa forma a sentirse confortable con lo que le había tocado en suerte. La conversación se tornó tan interesante que casi podía decir que era una mezcla entre científica y filosófica, asi que Norman nunca supo (ni yo tampoco) en que momento por fin se quitó su pantalón de baño para probarme que su tamaño era realmente pequeño, cuando eso pasó nos echamos a reir los dos, creo que él aprendió a reirse de si mismo ese día.

Y ahora cuando me enviaron el link de la primera persona sin género sexual en el mundo (y que les estoy adjuntando abajo) me acordé de Norman y de la “luna de miel” amistosa que tuvimos durante dos meses antes de que el emigrara a Japón donde una compañía lo contrató para trabajar, el no se llama Norman, pero seguimos en contacto y me autorizó para contar como nos conocimos.

“Norrie May-Welby se ha convertido a sus 48 años en el primer ser humano reconocido oficialmente como de 'género neutro'. Ni hombre ni mujer, sino todo lo contrario. La primera pregunta que viene a la mente es: ¿es esto físicamente posible? ¿Y cuáles son las consecuencias que puede acarrear esta decisión? ¿Tendrán en el futuro, por ejemplo, los servicios públicos una tercera puerta para 'neutros'?

Norrie nació como varón en Escocia, pero emigró con sus padres a Australia cuando tenía 7 años. A los 28 se sometió a una operación de cambio de sexo para convertirse en mujer, siguiendo los protocolos médicos y psicológicos habituales. Pero el cambio no le satisfizo. No consiguió terminar de amoldarse a su nueva identidad femenina.


"Nunca me he sentido completamente hombre o mujer, - explica en el diario The Scotsman - exceptuando un breve período durante la primera transición en la que me identifiqué como transexual porque pensé que había sólo dos opciones de género, y la masculina era incorrecta mientras que la femenina me hacía sentir mejor."

Así que abandonó el tratamiento hormonal. A consecuencia de ello, 20 años después su cuerpo tiene tanto de femenino como de masculino. Y aunque se encuentre perfectamente a gusto así, Norrie se dió cuenta que sus papeles podían traerle complicaciones.

"Si tengo que enseñar mis documentos de identidad, desde luego que no quiero dar detalles falsos, porque eso sólo me va a traer problemas cuando las autoridades se den cuenta de que no encajo con los datos." - argumenta.

Por lo tanto solicitó al registro de New South Wales que reconociera su identidad de género como 'neutro'. En un principio la institución consideró imposible su petición. Pero desde 2009 la legislación australiana reconoce la existencia de los casos biológicos en los que 'el sexo no es específico'. Y un plantel de expertos médicos dictaminó que el sexo de Norrie May-Welby no puede ser definido.

"El concepto de hombre o mujer no encaja conmigo. La solución más simple es la de no tener ninguna identificación sexual. - declara. - No hay ningún motivo para seguir insistiendo en que nuestra identidad legal tenga que incluir una declaración pública sobre algo muy privado, nuestro sexo".

Fuentes: http://es.noticias.yahoo.com/blogs/editorial/articulo/4157/

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Qué planteamiento más interesante, el de insistir en hacer una declaración pública sobre algo tan privado. No recuerdo en que país musulmán el documento de identidad incluye la religión lo cual le ha traído problemas a creyentes de otras religiones a la hora de conseguir trabajo o de matrimonios inter-religiosos. No sé por qué insistimos tanto en etiquetarlo todo para así encontrar nuestra identidad en la separatividad. Que interesante sería poder jugar con nuestra sexualidad, nuestro género, nuestro rol en la sociedad. Será que con menos fronteras y divisiones nos acercaríamos más?
Adelante, es un deleite leerte.

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

PILOTOS Y COPILOTOS DEL AMOR

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.