CIUDADANA DE NINGUNA PARTE



Ivanka es una mujer serbia que vive en España desde 1978, Cuando salió de su país todavía era la antigua Yugoslavia, nunca había regresado ni es algo que quiera hacer. Hace poco durante un control de rutina, la policía le pidió sus documentos, pero Ivanka no los tiene, no sólo no tiene los documentos que la acrediten como residente de España sino que no tiene ningún tipo de documento. Ha vivido en España durante 31 años sin un solo documento. Le abrieron un expediente que puede acabar en expulsión del territorio Schengen (coincide básicamente con la Unión Europea) por un periodo de entre 3 y 5 años.

Cuando acudió por ayuda legal, le dijeron que le podían ayudar si presentaba cualquier documento que demuestre que ha estado residiendo en España antes del 2004. Para iniciar un expediente de regularización es válido cualquier documento: Una cuenta bancaria, un contrato laboral, de vivienda o de celular, pero Ivanka no tiene nada de nada. Parece imposible pero es así.

La pregunta es, si alguien puede sobrevivir en el mundo sin documentos, y por imposible que parezca así es, en el caso de Ivanka, ella ha vivido siempre en viviendas compartidas, en las que nunca ha figurado como arrendataria, además, su fuente de ingresos durante todos estos años ha sido la prostitución, empleo en el que no suele haber contratos.

Ante una situación tan complicada, la única alternativa viable para legalizarla es casarse con un español. O la otra sería tener un hijo con un español o un ciudadano de la UE, pero que no es factible, dada su edad.

Ivanka lleva viviendo en pareja con una mujer española desde 1984, y dado que España tiene legislación gay tendría que apresurarse a casarse, no sin antes solicitar en su país su certificado de nacimiento y de antecedentes penales. Todo esto hay que hacerlo antes de que la Administración resuelva su caso.

Al dirigirse a la embajada de Serbia para solicitar los documentos, se los negaron porque no puede acreditar que sea serbia, ya que el único pasaporte que presenta es el de la antigua Yugoslavia, estado que ya no existe; y que como ella en su momento no solicitó el pasaporte de su nuevo país, ahora no puede constatar que sea realmente quien dice ser, lo cual deja una pregunta al descubierto, en el caso de que la expulsen ¿a que país la mandarán?.

Este tipo de casos me apasionan porque demuestran la perforación de los sistemas que abogan por una perfecta organización, pero sobre todo porque son una muestra de autosostenibilidad, es decir que un ser humano puede ser alguien, sin ser socialmente "alguien". Siempre le abonamos reconocimiento a la palabra "alguien" cuando alcanzamos metas sociales, y de alguna manera anulamos a quienes no obtienen eso, pero es que somos "alguien" por el solo hecho de estar aquí, no necesitamos validarlo con nada, en este caso ni siquiera con documentos. Ivanka es "nadie", es una desconocida porque ningún sistema, ningún gobierno la reconoce como hija, pero es un ser humano con un conjunto de huesos y músculos que ocupa un espacio en este mundo, y que lo ha ocupado, mientras nadie sabía de su existencia.

Será muy interesante saber que hará el sistema para deshacerse de alguien que vive pero que no existe legalmente en ninguna parte, o para darle un lugar en un mundo donde nos aseguramos el lugar desde el momento en que nacemos mediante documentos que dicen quienes somos. Ivanka tendrá que nacer otra vez cuando encuentre un país que la quiera adoptar y que le valide su derecho a pertenecer a una sociedad y a desenvolverse en ella por el solo hecho de que es un ser humano.

Y la otra parte que me parece interesante es las múltiples maneras como los seres humanos nos enredamos con otros a través de hilos invisible, A pesar de que Ivanka no ha sido “nadie”, desde su anonimato ha ido armando nudos con su vida que ahora tiene que desanudar con la ayuda de otros, no sabemos porque Ivanka eligió la prostitución y no otra ocupación, ni porque dejó que la vida pasara sin ocuparse de arreglar sus documentos, pero aun así, sus decisiones acertadas o desatinadas están al servicio de un plan divino, en este caso, los abogados que llevan su caso tienen la poderosa oportunidad de fortalecer su destreza laboral resolviendo un caso que no habían tenido antes. La manera como impactamos en la vida de otros no siempre esta cargada de lógica, no siempre puede ser la correcta a nuestra visión perfeccionista, pero una cosa si es cierta, esta cargada de magia.

Comentarios

antonio ha dicho que…
¿y si la declaramos apatrida?. En España no puede haber personas sin nacionalidad,por lo que automaticamente pasaria a obtener la española.
Excelente, el razonamiento al que llegas,excepto en lo referente a sus abogados. Seguro que son unas sanguijuelas.
Anónimo ha dicho que…
Somos alguien por la cédula? La identidad social nos discrimina, nos segrega, nos pone en categorías. Acaso soy lo que soy por ser Colombiano, ser católico, ser bruto o inteligente? Siento envidia de Ivanka por ser "ciudadana del mundo"; ella trasciende cualquier división geopolítica y se representa a si misma... es ciudadana de la naturaleza, de la tierra, del universo!!
Felipe A Lora
Anónimo ha dicho que…
Luz:Excellente blog. Creo que eres una de las pocas pesonas que sabe utilizar este siistema para algo mucho mas que un sistema de entreteniminento - me refiero a lo coinstructivo. Sigue adelante...me encanta leer tu poesia, realidad y fAntasia
Bertha Fowler
Anónimo ha dicho que…
Cuando estaba recién llegada a Londres, para abrir una cuenta bancaria me pedían prueba de dirección a través de los recibos de agua, electricidad, gas o teléfono (del mobile no servían). Pero para poder pagar una factura o tener una cuenta con cualquiera de estas compañías, necesitaba una cuenta bancaria. Después de varios meses y un par de peripecias conseguí entrar al "sistema".
Cuando solicitamos la visa para la residencia de mi pareja teníamos que demostrar nuestro vínculo con documentos compartidos como la hipoteca, facturas de servicios públicos que nunca vienen a nombre de dos personas, deudas bancarias en conjunto, suscripciones a gimnasios, grupos o revistas, etc. De la lista de 20 documentos no teníamos ni la mitad porque nuestro estilo de vida no cumplía con los requisitos del sistema. Afortunadamente la persona encargada de aprobar la residencia no era un robot sino un ser humano que consideró que había evidencia suficiente con las demás pruebas menos convencionales.
Excelente reflexión Luz. Adelante.
Anónimo ha dicho que…
Brujita.
Que articulo mas bello. Me cautivaste/////////////////////////////////
Me parece tan poetico ese ciudadana de ninguna parte////////////////////////
a veces la poesia tiene ese razgo macabro.
Sea la oportunidad para felicitarte por esa labor tan tesonera que estas haciendo. No estas sola muchos como yo estamos alli contigo mas firmes que un poste de la luz.
Abrazos eternos.
Anita.

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

PILOTOS Y COPILOTOS DEL AMOR

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.