FALSA CONEXIÓN

Con más frecuencia de la que quisiera suelo quedar atrapada en conversaciones con personas a quienes se les dificulta por no decir que les resulta imposible escuchar. Padecen de una hiperactividad mental que les impide guardar silencio cuando alguien les está hablando, con lo cual están interrumpiendo con frecuencia lo que se les está diciendo, en el peor de los casos lo hacen para terminar las frases, generalmente con ideas que no tienen nada que ver con lo que uno está exponiendo, y es que ¿cómo podría el otro saber lo que uno está a punto de decir sino es por obra y gracia de su imaginación?.

Lo que éstas personas ignoran es que con ésta compulsiva manera de comunicarse, consiguen que su interlocutor pierda no sólo la concentración en lo que está diciendo, sino el interés por seguirse comunicando con ellos, por eso no se explican el porqué tienen más problemas de comunicación con su entorno que otras personas. Y es que es muy difícil comunicarse con alguien que nos da la impresión que ya sabe todo lo que vamos a decir y que como prueba de ello termina nuestras frases aunque sea de manera errónea.

En estos días me di cuenta que la mayoría no son conscientes de que lo hacen, eso fue cuando durante una conversación con un hiperactivo mental traté de decírselo "te has dado cuenta que cuando yo te hablo..." y el otro me interrumpió y me dijo "si, siempre sé lo que me vas a decir, ¡es que tenemos tanta conexión!".



Y aunque parece una broma, créanme que he agotado casi todos mis recursos para hacerle saber a un hiperactivo mental lo que está haciendo, para terminar comprendiendo que es una conducta tan mecanizada que cuando, no es que ni siquiera te permiten que se los digas, es porque están en negación.

Me quedé pensando en cuántas cosas no tendremos tan mecanizadas que no somos conscientes de los errores a los que la mecanización de un hábito nos conduce. Quizá de ahí venga nuestra resistencia al cambio, si todo cambio procede de aceptar que lo necesitamos ¿como podríamos lograrlo si no podemos detectar nuestros fallos porque los tenemos incorporados a una especie de piloto automático? Es importante revisar periódicamente cuáles son nuestras más viejas grabaciones y que tan funcionales son en nuestra vida práctica, solo así podemos emprender un trabajo exhaustivo en nuestra superación.

Si no podemos viajar de manera relajada por las mentes de otros y dejarles que se expresen abiertamente para poder sobrevolar sus fauces, seguramente que hay una falla importante que nos impide volar incluso sobre nosotros mismos.

Entonces muchas de las situaciones que hemos llamado “accidentales” podrían no serlo, sino ser nuestra directa responsabilidad. Aceptar que somos responsables de todo lo que nos pasa, es en efecto más difícil que encomendar todos nuestros actos a un sistema de mecanización que indudablemente no es lo que somos.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
como siempre tan acertada o serà que tenemos "conexiòn"? no de verdad me encantò tu apreciaciòn y es un mal de la època creo,
Anónimo ha dicho que…
Me encanto Lulu. Te quiero compartir esta pequeña experiencia a este respecto.
Nunca me he podido habituar a ingerir ningun tipo de pastillas por grave y agudo que sea el dolor. A este puunto debo tomar calcio, hecho que siempre olvido. He tratado de contarle a este tipo de personajes que muy bien llamas "hiperactivos mentales" el simple hecho que debo "habituarme" a ingerir el calcio.....pero nunca he logrado terminar mi frase dado que siempre he sido interrumpida con el comentario : Claro es que tu no te tomas las pastillas por tales y cuales razones. Punto que tengo muy claro. Pero mi comentario va en otro sentido, a crear el habito. En fin, la desconexion, el mal de moda, supongo.
Genial tu articulo, como todos.
Clemencia Huertas
Anónimo ha dicho que…
En cierta forma, padezco este mal, porque si bien no termino las frases de los otros, a veces paso el tiempo que ellos hablan, pensando con qué comentario podré intervenir en el próximo silencio y, a veces, ocurre que el tema ya pasó y quedé con palabras desubicadas en la conversación o en silencio, pero sin haber escuchado a la otra persona y dudando si ella espera una respuesta mía. Creo que es necesidad de ser escuchado, atendido, contenido. Besos.

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.