LA PERFECCIÓN EN MEDIO DEL CAOS.

Susan, es una chica de catorce años, que vive en un familia adinerada, va a la escuela y tiene un círculo de amigos que la hacen una de las chicas más populares de la escuela, lo que nunca nadie se imaginó es que debajo de sus costosos vestidos ella cargaba heridas en su piel, producidas por ella misma. Y es que según el doctor Mario G Maldonado La auto-mutilación es un tema tabú en la mayoría de los países del mundo, Cuando se descubre que un miembro de la familia se inflinge a sí mismo heridas, cortaduras o quemaduras a repetición, el miedo, la vergüenza, y la desesperanza se apoderan rápidamente de los familiares. Para desgracia de los pacientes que sufren de auto-mutilación, raramente la familia busca ayuda profesional. La respuesta más común suele ser que el paciente y su dolencia son sumergidos en la oscuridad del secreto.

Los expertos definen la auto-mutilación como la destrucción o alteración directa y deliberada que una persona hace de sus propios tejidos corporales sin la intención de suicidarse. Las heridas son hechas de manera deliberada con el fin de camuflar pensamientos y emociones angustiantes, sentirse mejor, y ganar un sentimiento de control de sí mismo. Los científicos del cerebro han notado que cuando la serotonina (un químico del cerebro) está disminuida en el cerebro, las personas tienden a auto-agredirse.

Otro químico cerebral emparentado al opio, las encefalinas, controlan el dolor y las emociones (placer o euforia). Cuando una persona decide cortarse la piel de la muñeca por ejemplo, las encefalinas son producidas rápidamente por el cerebro para bloquear el dolor. En el caso de la auto-mutilación, la persona enferma parece que aprende a herirse para inducir la producción de encefalinas y así sentirse mejor, debido al efecto euforizante de los opiáceos.



Esta no es la única enfermedad que produce negación en las familias, sobre todo entre los padres, otras como las neurodiversidades, son con frecuencia guardadas en secreto por familias que en su ignorancia prefieren mantenerlo en secreto, mientras el miembro enfermo de la familia lleve una vida medianamente normal, es suficiente para que el tema sea puesto en la gaveta de los secretos. No obstante con frecuencia los padres de un miembro de la familia que padece algún desorden de éste tipo, se quejan de las conductas que son consecuencia de la enfermedad, y sufren mucho por estas consecuencias, lo que nunca comprenden es que mientras no acepten que esta persona está enferma, necesita ayuda y estén dispuestos a otorgársela tendrán que seguir cargando con las consecuencias de una enfermedad que por haber decidido mantenerse en secreto actúa como un poderoso enemigo silencioso.

Resulta interesante este tipo de interacción entre padres e hijos, ese drama que interpretan en éste escenario donde cada uno representa roles que se salen de nuestra comprensión, no obstante cada uno necesita del otro, tanto el miembro de la familia enfermo necesita nacer en un grupo familiar que ignorará su enfermedad, como el grupo familiar necesita a este miembro enfermo, a veces invierten toda una existencia sin haber entendido el porque se necesitaban mutuamente; y la razón de ser de esos actores involucrados en esa película se escapa a nuestra comprensión. Es cuando no nos queda mas remedio que confiar en que a pesar del desorden que reside en estos grupos familiares, en un plano cósmico todo está en perfecto orden. Y esta es quizás la parte más difícil en el rol de espectadores tolerantes de la conducta de otros, dejarlos ser, permitir que el plan cósmico grupal se desenlace sin intervenirlo. Es donde el alma más crece, donde tanto la personalidad como el espíritu se fortalecen, sobre todo cuando somos la parte despierta de esa familia que esta sumergida en un sueño profundo llamado negación.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hoy, el ambiente hostil social o familiar causa más depresión en los muchachos que antes. Es el caso de tantos adolescentes que forman parte del movimiento EMO. Con frecuencia se autolesionan haciendo del sufrimiento la parte más importante de su vida, manifiestando su depresión abiertamente.
Felipe A Lora
Anónimo ha dicho que…
Yo me he autoinflingido cortes. Yo se que es eso. Yo he sentido angustias tan grandes y dolor tan insoportable, que la mente no puede explicar por qué no estamos sangrando, por qué nuestro cuerpo no esta desintegrándose. Es ahi cuando el cortarme me ha hecho sentir mejor, le ha dado a mi mente una explicación para el dolor que siente y lo hace mas tolerable. Un siquiatra me ayudo y me explico que estaba enfermo. Que habia una alteracion en los neurotransmisores en mi cerebro y que eran ellos los responsables de mi depresión. Me ayudo con unos medicamentos. Los farmacos inhibidores de la recaptación de la serotonina ayudan. Y mucho! Por favor, no menosprecien a las personas que se autolesionan. No es que queramos poner el sufrimiento antes que nada en nuestra vida. Necesitamos ayuda y a veces es dificil conseguirla.

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.

EL ÁRBOL GENEALÓGICO.