¿PORQUE SOMOS FAMILIA?

Durante las fiestas de fin de año que es cuando mas comparto con mi familia, me percato de muchas cosas, es como si adquiriera una nueva pieza del rompecabezas, todo se va armando conforme interactúo desde una nueva perspectiva con ellos. Y es que me gusta hacer el ejercicio de enfocarlos con ojos nuevos, de olvidar lo que sé de ellos, o dejarlo en una especie de despensa y de esa forma RE-conocerlos otra vez, y acceder aspectos de sus personalidades que he dejado de ver porque estoy mas familiarizada con el viejo y rancio concepto que me he formado de ellos.

Una de las piezas de este rompecabezas que he recolectado durante estas festividades es que en la familia uno encuentra aquellos amigos que se han rechazado y que hemos dejado fuera de nuestras vidas, lo cual resulta muy revelador y me confirma una vez más que las personas que se presentan en nuestras vidas independientemente de la posición social, la creencia religiosa, el color de piel, la diversidad cultural o del traje en que vengan son necesarias para nuestra evolución, y que nuestra alma las elije porque hay un aprendizaje oculto en esa interacción. Me reconfirma que resistirse a relacionarse con alguien por algún tipo de prejuicio o porque lo hemos metido en un molde conceptual basado en un juicio por alguna conducta en especial, es tiempo perdido, porque si no apreciamos ese encuentro como un tesoro evolutivo de igual forma tendremos que reunirnos con esa persona (con ese aspecto a trabajar) en otra circunstancia y en otro personaje. De ahí que encontremos en nuestra propia familia personas con las mismas o similares características de aquellos amigos rechazados, en un contexto que pensamos que no podemos rechazar porque la familia finalmente no es elegida (no al menos con la conciencia de nuestra personalidad) los amigos si. Pero desde esta premisa ¿qué tan bien elegimos entonces a los amigos? ¿lo hace lo mejor de nosotros o lo hace el ego esperando que amigos sean aquellos que responden a nuestras expectativas y estén prestos a adularnos todo el tiempo?.

Mientas observo todo mi conjunto familiar (entiéndase por grupo también el de mi esposo, que es mi familia por extensión) casi siempre lo hago cuando todos estamos con los sentidos agitados disfrutando en alguna fiesta, entonces me salgo por unos momentos de ese estado de exaltación y los observo libre de mis juicios del pasado, y resultan exquisitos, cada uno en su singular manera de vivir la vida, cada uno con un sello personal impreso en cada uno de nosotros, tocando mi vida, a veces solo rozándola, es cuando alcanzo un trozo de cielo y comprendo que mirar a otros con ojos nuevos es conocerlos de nuevo y gozar de la aceptación por ellos y por ende por nosotros mismos.

Comentarios

filili filis ha dicho que…
asi es amiga, ya vivi esa experiencia, fue maravilloso aprender a aceptarnos como somos, para aceptar a todooooooooodas las personas tal cual, sin pretender cambiarles nada.........
Lumediana ha dicho que…
Este filili filis si me dejo intrigada, identificate para reirme mas de lo que me he reido con ese seudonimo

Entradas populares de este blog

EL MACHO ALFA Y BETA.

PILOTOS Y COPILOTOS DEL AMOR

COMO LLEVARSE UN COLOMBIANO A LA CAMA.